Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Empleados de la UPR alegan que cambio de "Hamilton" no es por su protesta

Por Agencia EFE 12/22/2018 |12:26 p.m.
Lin-Manuel Miranda interpretará a Alexander Hamilton en las funciones locales. (Archivo)  
La Hermandad de Empleados Exentos No Docentes informó que le habían dicho a Lin-Manuel Miranda que no iban manifestarse durante las funciones del musical.

El traslado de la obra Hamilton al Centro de Bellas Artes "no fue por causa de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), ya que desde el 12 de diciembre la producción sabe que no íbamos a protestar durante la puesta en escena del musical", manifestó su presidenta Jannell Marina Santana hoy en un comunicado.

"Lamentamos esa decisión. Pero, fuimos claros desde el día uno y estamos en récord en varias entrevistas y en nuestras conversaciones con Luis Miranda (padre de Lin-Manuel Miranda) y el promotor Ender Vega", agregó.

A su vez, indicó que desde su primera reunión del miércoles, 12 de diciembre "les dijimos a ambos que no íbamos a protestar durante el musical. Nuestra carta inicial tenía como fin informar al actor del clima de inestabilidad en la Universidad de Puerto Rico (UPR)".

"Luego, nos mantuvimos en conversaciones telefónicas y, tuvimos una segunda reunión este jueves, 21 de diciembre en la que reiteramos nuestro planteamiento de no protestar durante la puesta en escena del musical. Esta decisión de llevarse la obra a otro lugar fue tomada en Estados Unidos. Nuestra protesta nunca fue centrada en Hamilton", declaró la líder sindical.

En un comunicado ayer, el actor informó del traslado de la obra que exhibirá en enero ya que no podía garantizar la seguridad en caso de imprevistos y explicaba que la Heerd le habían advertido de que su protesta no se iba a llevar a cabo.

Por otra parte, Heend indicó que el presidente de la UPR, Jorge Haddock, una vez más "miente cuando dice a los medios que no han provocado un tranque en el proceso de mediación en el Departamento del Trabajo y que los salarios de él y sus ayudantes se han reducido".

"Todo el mundo sabe que jamás ningún presidente de la UPR ha cobrado 240,000 dólares, al igual que todos sus ayudantes que cobran salarios más altos que sus antecesores. Ese es un hecho irrefutable. La realidad es que quieren que la crisis solo la paguen los trabajadores y los estudiantes", puntualizó.

Regresa a la portada