Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Raúl Carbonell y Luisa de los Ríos a punto de un colapso en "Esto está cab#%*!"

04/05/2011 |
 
Una propuesta que revela una situación muy común en matrimonios.

“Jennifer” y “Rubén” caminan por una cuerda floja. Ambos tambalean gracias a su situación económica y al deterioro de su vida sentimental.

Cualquier semejanza con la realidad de usted, es porque la comedia Esto está cab#%*!, del argentino Jacobo Langners, podría ser el espejo de muchas parejas que se han visto afectadas por el desempleo y el aumento de la gasolina, la luz, el agua y la comida.

Los experimentados actores Luisa de los Ríos y Raúl Carbonell se adentran en las vidas de estos personajes, que están al borde de la locura.

Esta producción de Raúl Méndez, que cuenta con la dirección de Emineh de Lourdes, se presentará este fin de semana y el próximo en el Teatro Tapia en el Viejo San Juan.

“Es una propuesta que revela una situación muy común en los matrimonios de clase media ante el asunto agobiante de la economía. En este caso, ellos están al borde de un colapso. Todo está enfocado de una manera jocosa en la que nos reímos de nosotros mismos. Está interesante porque el autor acude a los recursos emocionales de un ser humano en situaciones estresantes. Pareciera que el autor está viendo con una lupa a Puerto Rico”, expresó Raúl Carbonell sobre la historia en la que su personaje, “Rubén”, tiene sus esperanzas puestas en un senador que podría sacarlo de la fila del desempleo.

Precisamente, la planificación de la cita con el político desatará una serie de sucesos cómicos, según la actriz.

Luisa de los Ríos adelantó que una de las escenas jocosas será cuando ellos se encuentren en el correcorre y en el agite para que todo esté impecable, y justo cuando se van a bañar antes de la cita, se va el agua. A este mal rato, se le sumará el pique que producirán sus diferencias y sus inconformidades.

Luisa de los Ríos dijo que para la recreación de los instantes cómicos y la dinámica entre la pareja ha sido esencial cierta complicidad con su colega Raúl Carbonell.

“Tomamos unas decisiones para apoyarnos porque tenemos que sentir la confianza de que si tambaleo, él me va a aguantar, y viceversa. Tenemos un lenguaje que sólo él y yo entendemos para podernos apoyar porque los personajes están todo el tiempo haciendo muchas cosas y variando de temas”, comentó la intérprete, quien confesó que esta dinámica no suele experimentarla con muchos compañeros del medio artístico.

“Raúl tiene todos los recursos del mundo y la experiencia. Uno sabe que puede entrar a escena sin nada y él me va a ayudar a encarrilarme. Tiene que haber esta confianza en este tipo de obra”, agregó quien no siente preferencia por textos cercanos o lejanos a nuestra realidad porque “me gusta de cualquier manera, ya que lo más delicioso de ser actriz es que puedes ser muchas cosas mientras se tiene una sola vida”.

Raúl Carbonell coincidió con su compañera de teatro al admitir que, “como nos conocemos las reacciones y el tempo escénico, el acoplamiento es más fácil”.