Cálido recibimiento de adjunteños a Raymond Arrieta

Por Sandra Torres Guzmán / Para Primera Hora 05/30/2019 |04:22 p.m.
Raymond Arrieta llegó a Casa Pueblo donde también lo esperaban desde temprano, Tinti Deyá y su esposo Alexis Massol González, fundadores del proyecto comunitario. (van[email protected])  
La lluvia no impidió que cientos de personas caminaran con él, en la histórica gesta a beneficio de los pacientes del Hospital Oncológico.

Ni la amenaza de lluvia ahuyentó a decenas de adjunteños que esperaron durante varias horas la llegada del comediante y filántropo Raymond Arrieta, al casco urbano del pueblo.

Allí había gente de gran parte de los pueblos del centro y el sur, quienes se juntaron en los predios de la plaza pública Arístides Moll Boscana para dar la bienvenida al artista, quien caminó una complicada trayectoria en el segundo día de la undécima caminata Da Vida.

Esto ya que partió del Centro del Café, adscrito al Departamento de Agricultura en la carretera PR-135 del barrio Yahuecas, desplazándose por las cuestas y curvas que caracterizan la zona.

Pero eso no impidió que cientos de personas caminaran con él, en la histórica gesta a beneficio de los pacientes del Hospital Oncológico Isaac González.

Al arribar a la plaza pública, los peregrinos eran recibidos con vítores de los que esperaban con ansias para ver de cerca a Raymond.

Uno de los que hizo el sacrificio fue el adjunteño José Torres, el cual recorrió el trayecto con cuatro varillas de hierro sobre sus hombros, cuyo peso alcanzaba unas 45 libras.

“Quise caminar con estas varillas para cargar con el peso que tienen los enfermos de cáncer”, confesó Torres al agregar que se preparó mentalmente para completar la ruta.

También caminaron varios Boys Scouts de Ponce, entre estos, el ponceño Ricardo Zapater, que a sus 17 años dio cátedra de humanismo.

“Venimos caminando desde Guayanilla, hoy caminamos par de cuestas, estaba faja’o. Fue que la líder nos invitó a hacer la caminata, porque como parte de ser Boy Scout está el servicio y estamos aquí por los pacientes de cáncer”, manifestó Zapater de la tropa 514 de Ponce.

“Vengo con mi hermano y lo hacemos por todos los pacientes. Esta es nuestra segunda caminata y está buena”, exclamó entre risas Nilda Hernández de Orocovis, mientras pisaba el casco urbano adjunteño.

En la plaza aguardaban tres villalbeños que hoy no pudieron caminar, a pesar de haber recorrido ayer el trayecto entre Guánica y Guayanilla.

“Hemos acompañado a Raymond en cuatro caminatas y estuvimos ayer, pero hoy no pudimos caminar. Lo hacemos porque mi esposo está superándose de un cáncer, y lo hacemos también por un joven atleta de Villalba que tiene 25 años y se llama Carlos Gustavo, que le diagnosticaron cáncer hace tres meses”, resaltó Migdalia Ortiz, una maestra jubilada de Villalba.

Tan pronto sonaron las sirenas que anunciaban la cercanía de Raymond, los ánimos de los presentes se dejaron sentir, al igual que la generosidad demostrada al dar de lo que tenían para cooperar con la causa.

Ahí también estaba el alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla, el cual lleva varios años como voluntario, al igual que su esposa Daphne Flores, ayudando en el recogido de donaciones.

Luego de la intensa espera llegó Raymond a la plaza del pueblo, arrancando aplausos y sonrisas en cada paso. Algunos aprovecharon para tomarse “selfies”, navegando entre el mar de gente que se le acercaba.

La ruta continuó frente a Casa Pueblo a donde también lo esperaban desde temprano, Tinti Deyá y su esposo Alexis Massol González, fundadores del proyecto comunitario.

“Ha sido un día histórico para Adjuntas porque crece la solidaridad y el humanismo en nuestro pueblo y tener a Raymond con todo un pueblo detrás, nos enorgullece y nos dice que otro Puerto Rico es posible. Me parece que aquí en Adjuntas hay un epicentro del cambio de la energía solar, de los bosques, y este hombre vino hoy aquí a añadirle esa parte esencial de la solidaridad de los necesitados, de los pacientes de cáncer”, manifestó el Massol.

Al llegar frente a Casa Pueblo, Raymond se fundió en un cálido abrazo con el gestor comunitario.

“Bajé, lo saludé, nos abrazamos y él sabía que Casa Pueblo está con esta iniciativa. Así que me siento bien orgulloso. Hoy es un día especial para Casa Pueblo como fue hace varias semanas atrás cuando hicimos la Marcha del Sol y presentamos ese proyecto alternativo de energía renovable para Puerto Rico”, afirmó.

Pero la jornada no terminó ahí, sino que bajo el cielo nublado siguieron caminando hasta culminar en la intersección de la carretera PR-143 con la PR-10.

Los interesados en donar pueden hacerlo a través del Banco Santander con el número de cuenta 3004870858, mediante ATH Móvil bajo LIGACANCERPR, accediendo a la página web ligacancerpr.org, o llamando al (787) 641-2226. El número de teléfono estará disponible hasta el 7 de junio.


Regresa a la portada