Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

El Gánster y Rafel José recuerdan "El cuartel de la risa"

02/26/2011 |
Con un look inspirado en Miami Vice, la serie de televisión más popular del momento, Rafael José y Antonio Sánchez “el Gánster” protagonizaban la comedia El cuartel de la risa. (Suministrada)  
“El cuartel de la risa” tuvo un look inspirado en Miami Vice.

Formaron parte de una era en que para hacer reír a la audiencia televisiva, sólo se precisaba de un buen libreto y creatividad.

Parodiaban a la famosa serie policiaca Miami Vice, pero el contenido no era alarmantemente violento. Más bien tenían la habilidad de transformar los “casos policiacos” en un mar de carcajadas.

De la época de El cuartel de la risa, su elenco extraña varias cosas, como por ejemplo, la ausencia de la comedia ingeniosa y su buen ritmo.

Así lo dejaron saber en entrevista con Primera Hora Rafael José y Antonio Sánchez “el Gángster”, quienes formaron parte del talento que integró el popular show de comedia entre los años 1989 al 1992 a través de Súper Siete. Aunque, posteriormente se retransmitieron los episodios del programa por varios años.

El fenecido comediante Pucho Fernández, la actriz Kate Garrity y la entonces modelo e incipiente actriz Carmen Dominicci también formaron parte del elenco del programa.

Los tiempos de El cuartel de la risa, eran aquellos en que para impresionar a la audiencia no era necesario llegar a los extremos (en términos visuales) y contaminar el libreto con temas radicales.

La acción del show, de media hora de duración, transcurría en el imaginario cuartel de la policía de “Trujillo Bajo”.

En el programa, Rafael José y el Gángster eran dos detectives y Carmen Dominicci, y Kate Garrity personificaban a dos oficiales. El fenecido comediante Pucho Fernández también encarnaba a un oficial.

El cuartel de la risa fue la última comedia original de Súper Siete antes de que fuera adquirido por el canal 11, que en aquel entonces era TeleOnce.

La comedia fue creada y producida por Vicky Hernández.

“Vicky Hernández fue tremenda productora. Aprendimos mucho con ella. Vicky me dio el break de trabajar en ese equipo, ella confío en mí y fue una experiencia inolvidable”, acentuó el Gángster quien personificaba al detective “Aníbal” en el show de comedia.

El animador del programa radial El circo de La Mega fue más allá al establecer que El cuartel de la risa fue su escuela en la televisión. Al relatar una anécdota del programa, el conductor recordó que “cuando Carmen (Dominicci) quedó embarazada de Giuliano, hicimos maromas para ocultar ese embarazo que tú no tienes idea”, rememoró.

“El cuartel de la risa fue como un preámbulo a No te duermas. Compartir con profesionales como Kate Garrity, Carmen Dominicci, Rafael José, que es un ser humano muy bueno, y el maestro Pucho Fernández, fue tremenda escuela”, reiteró el animador. Según él, fue con El cuartel de la risa que aprendió a actuar en la televisión.

Rafael José, por su parte, coincidió con su colega en que los años de El cuartel de la risa se traducen en tiempos de invaluable experiencia.

“Fue una época de mi carrera muy bonita y muy importante. Era un grupo bien bueno. Nos acoplamos todos de lo más bien”, compartió.

El ex animador de Despierta América destacó que para el tiempo en que El cuartel de la risa estaba al aire, “Súper Siete estaba en su punto cumbre y eso fue bien favorable”, dijo.

Rafael José apoyó la teoría de que la televisión atraviesa por distintos ciclos y en este momento a él no le parece que este tipo de comedia de situación vuelva a ocupar un espacio en la televisión local.

En el desaparecido espacio, Rafael José encarnaba a “Rodolfo Aguirre”, a quien “el Gángster” llamaba “Boca de Chopa”.

“Pucho (Fernández), al enterarse que Tony (Sánchez) me decía así, le puso a él (a Sánchez) ‘Bigote de Foca’”, rememoró el animador.

La voz de Pucho Fernández se apagó en el 2008, no así la de su hijo Leo Fernández, quien aseguró a este diario que su padre disfrutó cada momento en El cuartel de la risa.

“A papi le encantaba todo lo que tenía que ver con los policías, él se lo vivía. Creo que una de sus mayores cualidades en estos programas era su extraordinaria habilidad para improvisar”, acentuó “el Paparazzi”.