Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Recordando el humor familiar de “Con lo que cuenta este país”

04/28/2012 |
 
El desaparecido programa de Telemundo caló en el gusto popular por su cotidianidad.

El televisor era sólo una barrera física. Realmente tan pronto aparecían en la pantalla “Chevy”, “Cholón” o “Sissi” era como si fueran el reflejo de algún familiar, vecino o amigo.

La identificación del público con los personajes de la desaparecida comedia de situación Con lo que cuenta este país, de Telemundo, fue pieza clave para su éxito, coincidieron los actores Melwin Cedeño, Wilfred Morales y Yamaris Latorre.

Este programa inició el 2 de febrero de 1991, recordó Cedeño, y se mantuvo en el gusto popular por tres años.

Este proyecto tenía como figura principal al niuyorican “Chevy” (Melwin Cedeño), quien trabajaba como mesero en el restaurante El Gandongo Express, administrado por “don Vale” (Leopoldo “Pucho” Fernández). Entre el enamoramiento de “Chevy” con “Beba” (Felicidad Morales), hija de “don Vale”, y las situaciones cotidianas entre él y sus conocidos, la audiencia estuvo pendiente al desarrollo de cada uno de los personajes interpretado por un grupo de nuevos talentos y veteranos actores.

A ellos se les sumaron Yamaris Latorre (“Sissi”, amiga de “Beba”), Wilfred Morales (“Cholón” y “Tito”), Raúl Carbonell (“Israel”, dueño del puesto de revistas y el borracho “Pupe”) Axel Anderson (papá de “Sissi”), Sonia Noemí (mamá de “Sissi”), Georgina Borri (“Margot”, mamá de “Chevy”), Miguel Morales (“Bejuco”, amigo de “Cholón”) y otros, además de los artistas locales e internacionales de invitados.

“Se trataba de un elenco talentoso y humilde. Eso se proyectaba en la comedia. Nuestra comedia de situación y enredos era lo que daba gracia y la gente se identificaba porque le podía pasar a cualquiera. Nuestro enfoque fue el pueblo de clase humilde y, en dos meses, ya era un éxito”, rememoró Melwin Cedeño, quien a partir de entonces perdió su nombre porque, además de que le gritan “Chevy”, este personaje aún se mantiene vivo a través del programa Chevy Island, en el canal 6, y en presentaciones privadas.

Wilfred Morales agregó que, a pesar de lo caricaturesco que podrían ser los personajes, sus conflictos eras reales.

“El programa funcionó porque mucho de los personajes más que ficticios se basaban en experiencias propias del grupo y de la gente que uno conocía. El grupo tenía una camaradería inusual y todos aportábamos”, mencionó el intérprete de “Cholón”, el “malo” de la historia.

Yamaris Latorre atesora esta época de la televisión puertorriqueña, en la que se lucían en pantalla actores noveles y veteranos en un mismo taller. “Esta comedia vino a llenar un vacío en la programación local al dirigirse a la audiencia juvenil. Reunía un elenco de profesionales y actores que ya habían participado en comedias populares y de los cuales aprendí mucho… También fue una plataforma importante para muchos artistas internacionales. Ricky Martin y Gloria Trevi participaron como invitados”, dijo la rockera “Sissi” al indicar que la emisión se realizaba en vivo y con público, por lo que “las reacciones eran inmediatas como las del teatro”.

Latorre dijo que recuerda con cariño esos momentos en los que además el grupo de actores hizo un disco y presentó conciertos en distintos pueblos.

El arraigo de esta producción aún persigue a los actores, a quienes la gente llama por el nombre de los populares personajes.

“La satisfacción de que un pueblo te acepte como un familiar no tiene precio”, comentó “Chevy”, quien reconoció la habilidad de los libretistas para que lucieran todos a pesar de que él era el hilo conductor.

Wilfred Morales admitió que le da “pachó” cuando le gritan “Cholón” o “Tito”. “Nunca busqué la pauta y da pachó, porque se siente grande que la gente haya hecho esto parte de su vida. Es un privilegio grande”, comentó el productor de El Circo, de La Mega.

Latorre también calificó como un “privilegio” ser parte de la producción de Héctor Marcano en momentos que aún no culminaba la escuela superior, aunque tomaba clases de actuación en distintas academias. “Muchos me preguntaban para qué estudiaba actuación. Fue asombroso cómo se convirtió rápidamente en uno de los programas más populares”, señaló Latorre, quien, precisamente, está de vuelta a la comedia de situación con su participación en el programa Papi en casa, de Univisión Puerto Rico, que, a juzgar por los primeros capítulos, comparte ingredientes similares: elenco de primera y situaciones jocosas y cotidianas.