Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Exposición del pintor Samuel Sánchez en Casa Loydi

09/30/2010 |
El pintor sigue tan enamorado como siempre de la majestuosidad de los paisajes de su pueblo. (Suministrada)  
La exposición permanecerá en la Casa Loydi hasta diciembre. (Ve vídeo)

Samuel Sánchez  sigue tan enamorado como siempre de la majestuosidad de los paisajes de su pueblo. Por ello, aunque la exposición que presenta en la Casa Loydi de Corozal se titula “El regreso de Samuel Sánchez a Corozal”,  es claramente evidente el corazón de este pintor puertorriqueño nunca ha abandonado sus raíces borincanas y corozaleñas, a pesar de que hace años reside en Chicago.

Muy por el contrario, como bien lo señaló Adlín Ríos Rigau -catedrática de la universidad del Sagrado Corazón y curadora de la muestra-, en cualquier caso, “en la distancia, el amor patrio (de Samuel) se ha acrecentado a la enésima potencia”.

Prueba fidedigna de ello es que en sus más recientes trabajos, el artista -que se autodefine como expresionista- abandonó la paleta sombría  que durante años caracterizó su obra y ahora gravita hacia tonos fuertes y dinámicos, juveniles vibrantes y atrevidos como clamando a los cuatro vientos: “¡Estoy lleno de vida y de amor por Puerto Rico!”.

Los lazos que unen a don Samuel con Adlín no son nuevos, sino que tienen su historia. “Fue en 1999, cuando lo fui a buscar a Estados Unidos para exhibir su obra en La Galería del Sagrado”. Desde entonces, estos dos corozaleños no han hecho sino estrechar una amistad cimentada en un mutuo amor por nuestra isla y por el arte.
Y ahora, con motivo de la reapertura de la Casa Loydi como centro cultural, Ríos Rigau  animó a su entrañable amigo para que   expusiera sus más recientes cuadros como parte de la reapertura de la misma.

En sus propias palabras

En entrevista telefónica con don Samuel, éste sostuvo que su inspiración para las pinturas que rezuman tanta vitalidad no fueron otra cosa que “los  amaneceres y atardeceres de mi pueblo, Corozal”. Desde su niñez, el artista pintaba lo que veía: “El paisaje de los cañaverales, de las siembras de piñas y de tabaco de Cibuco Arriba, donde mis  hermanas vivían. Mi primera exposición fue en el 1948, en la alcaldía de Corozal. En varios meses pinté nueve cuadros, recordando a Corozal y los sitios más prominentes”.

Cabe señalar que las obras de este  célebre autodidacta -perteneciente a la Generación del 50- se han exhibido en Estados Unidos, México y Francia y varios de sus cuadros se encuentran en el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York.

Pero son “las albas renacentistas del paisaje de nuestro Corozal” lo que más toca el corazón del pintor, según lo manifestó emotivamente. “Capté la temática y los contrastes de los atardeceres y amaneceres de las pinturas mías que están en la colección del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. Al recordar mi niñez, vi los colores de la mañana más brillantes, que bañan de sol las llanuras con luz renacentista. Le llamo ‘el recuerdo de Corozal y las distancias del tiempo y el espacio’”, expresó.

Una invitación

Desde Chicago, don Samuel Sánchez extiende una calurosa invitación al pueblo puertorriqueño “para que sepan  que estoy vivo y que sigo pintando; que vengan a ver mis obras nuevas con mi espíritu de investigador de la vida humana y, también, de exponer el color y la belleza de Puerto Rico. Debemos rescatar ese color y darle vida para que pueda llegar al resto del mundo también; para que los estudiantes sigan esta ruta hacia el arte. Y para que vean esta exposición como un renacimiento del arte y del paisaje de Puerto Rico, para que se le dé más énfasis de los temas de la patria”.

Más información

La exposición “El regreso de Samuel Sánchez a Corozal” permanecerá en la Casa Loydi hasta el 31 de diciembre de 2010. Para más información, pueden llamar al  787- 859-8079 o  al 787- 859-3060.