Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Nuevo presidente de la Junta de Síndicos en la Escuela de Artes Plásticas

06/17/2010 |07:43 p.m.
Es cierto que los asuntos artísticos y culturales tienen que ingeniárselas para poder ser y subsistir. Pero la batalla merece la pena cuando las luchas parecen vencerse poco a poco.

Es cierto que los asuntos artísticos y culturales tienen que ingeniárselas para poder ser y  subsistir. Pero la batalla merece la pena cuando las luchas parecen vencerse poco a poco.

Y es que   los estudiantes de  la Escuela de Artes Plásticas  (EAP) están  de pláceme porque ayer, miércoles, se manifestaron frente al Centro de Bellas Artes de Santurce  en pro de la supervivencia de su querida institución,  donde  pudieron entregar  una carta del Comité Negociador que contenía sus reclamos a la Junta de Síndicos.

Las noticias no muestran ápices de concluir porque  hoy, jueves,  se confirmó que el Dr.  Rodolfo Lugo Ferrer, uno de los miembros de la Junta de Síndicos de la  EAP, fue elegido el   presidente de dicho cuerpo.

“El Dr.  Rodolfo Lugo Ferrer fue  electo el  presidente de la Junta de Síndicos de la EAP”, así  fue el saludo que  la rectora de la EAP, Marimar Benítez dio a Primera Hora,  a las 5:30 p.m., una vez concluyó la reunión de dicho cuerpo.

Según indicara Lugo Ferrer, aunque    Manuel Álvarez Lezama continuará en  la Junta, éste ya no la presidirá. “Él ama la Escuela y estuvo muy de acuerdo que  yo fuera el que lo sustituyera”, reiteró Lugo sobre Álvarez.

Le preguntamos a Benítez si la decisión de la Junta tuvo algo que ver con las declaraciones que Álvarez hiciera a este diario en un reportaje que publicara este martes, en las que éste la tildó de “alcohólica”, la acusó de “tergiversar el presupuesto”  y aseguró que el gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, “no la soporta”.

La rectora subrayó que esas  declaraciones  no responden al “estilo universitario”. Benítez agregó que “verdaderamente  ese no es el estilo del Gobernador  y  esas declaraciones  no tenían ninguna base. Fue un error de parte de él, de  hablar como si estuviera hablando a nombre del Gobernador”.  Asimismo,  el lunes se rumoró insistentemente que Benítez sería destituida ayer, miércoles,  y que Álvarez  asumiría la rectoría.   

Benítez aseguró que como resultado de esta reunión mañana, viernes,  se podrá realizar  la graduación de la EAP  a las 2 p.m. en la Universidad Carlos Albizu y  a las 6 p.m.  abrirá  la exposición de graduandos en el Museo de las Américas, ambas en el Viejo San Juan.

De hecho,   ayer, miércoles, se rumoró durante la manifestación que realizaron los alumnos, que los actos de graduación se pospondrían. “Pensamos que íbamos a posponer la graduación,  pero decidimos que los actos se llevarán   a cabo según planificados”, aclaró Benítez.

De acuerdo con Benítez,  la directora de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), María Sánchez Bras, habló  con los graduandos y les planteó “que está consciente de la rebaja y que  tan pronto aumenten los recaudos del gobierno, le podrán dar una mejor partida a la Escuela”.

Por su parte, Lugo Ferrer -de cara a su nombramiento-  sostuvo que “continuaremos apoyando las artes plásticas, de manera que  el arte puertorriqueño se fortalezca y  tenga una proyección internacional”. Manifestó, además, que trabajará mano a mano con la rectoría y  con la administración para continuar desarrollando  los currículos y que éstos se pongan a tenor  con las tendencias del arte internacional.

Los reclamos de los estudiantes son prioridad para Lugo Ferrer y, por ello, recordó que su experiencia con los estudiantes -en los más de 20 años que lleva como profesor universitario- “ha sido muy grata y bien recibida”. “Soy una persona de mucha ponderación (y que cree) en  el balance y la armonía”, indicó.  Cabe señalar que Lugo informó que Sánchez Bras, Benítez y él se dirigirían al campamento de los estudiantes para dialogar con ellos.  

Hoy, jueves, se cumple un mes desde que los estudiantes de la EAP levantaran un campamento frente a sus instalaciones en protesta por el recorte presupuestario que sufriera dicho centro universitario. La protesta tiene su razón de ser en que el presupuesto se redujo un 89%, traduciéndose a  poco más de $300,000 para gastos recurrentes.