Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Reconocen trayectoria de Martorell en la plástica puertorriqueña

Por Nydia Bauzá / [email protected] 10/08/2015 |03:47 p.m.
También se destacó el compromiso social del artista santurcino, quien es profesor, escritor y actor. (Suministrada)  
El expresidente del Senado, Antonio Fas Alzamora, le entregó al artista la Resolución del Senado 617 en forma de pergamino.

El artista y escritor, Antonio “Toño” Martorell, recibió hoy jueves, una resolución del Senado que reconoce su trayectoria de medio siglo en la plástica puertorriqueña.

El expresidente del Senado, Antonio Fas Alzamora, le entregó al artista la Resolución del Senado 617 en forma de pergamino, en una ceremonia en el Museo de Las Américas del Cuartel de Ballajá, en San Juan, donde Martorell, exhibe actualmente, la exposición retrospectiva itinerante “Imalabra”.

“Es un honor reconocer a una persona que, sin duda, es uno de los artistas plásticos más importantes que tiene Puerto Rico. Reconocemos la trayectoria de más de 50 años de Antonio Martorell, quien ha puesto el nombre de Puerto Rico en alto internacionalmente y ha hecho valiosas aportaciones al arte de nuestro país”, expresó Fas Alzamora, autor de la resolución legislativa y presidente de la Comisión de Turismo, Cultura, Recreación y Deportes de la Cámara Alta.

“En vez de gobernar, nosotros los artistas, soñamos y creamos alternativas posibles y algunas imposibles… Somos un espejo que no refleja la realidad, sino un modo de superarla… No somos un modelo, somos unas variantes singulares en las cuales el colectivo puede reconocer su individualidad”, expresó el artista al recibir el homenaje.

“Gracias por distinguir en nosotros la libertad de expresión, la alegría de vivir, la aventura de la creación. Es una aventura arriesgada, pero la de ustedes (los políticos electos por el pueblo) también lo es…Estamos todos, ustedes y nosotros, al servicio de nuestro pueblo, aunque en registros distintos. ¡Viva la diferencia! En momentos difíciles en la vida nacional e internacional importa y aporta, reconocer nuestras diferencias y nuestras tangencias. Juntos, podemos crear un mejor país”, afirmó Martorell en sus palabras de agradecimiento.

Fas Alzamora destacó también, el compromiso social del artista santurcino, quien es profesor, escritor y actor.

“Los aportes a la plástica del maestro Martorell han sido fundamentales e indispensables. La obra de Martorell sirve de puente necesario para artistas plásticos de la generación de los ‘50 y los artistas posteriores. La versatilidad de su obra le permite ser el artista de generaciones por excelencia, y ser digno representante de Puerto Rico a nivel internacional”, dice el texto de la Resolución del Senado 617, que fue aprobada en el Senado en enero de 2014, pero no se le había podido entregar al artista por sus compromisos fuera del país.

La medida legislativa tiene como coautores al presidente del Senado, Eduardo Bhatia, los senadores populares, Ángel Rodríguez Otero y Ramón Luis Nieves y la senadora independentista, María de Lourdes Santiago.

La resolución sostiene en su exposición de motivos, que Martorell ha expuesto sus obras en numerosos países y ha participado en bienales Internacionales en Japón, Alemania, Yugoslavia, Francia e Italia. Varias de sus obras figuran en las colecciones de los museos de Arte Moderno y Metropolitano de Nueva York, como también en Bellas Artes de Santiago de Chile y Caracas, Venezuela.

Desde 1977 hasta 1985 residió en México, en cuyo ambiente artístico fue muy bien acogido, donde tuvo la oportunidad de exponer en el Museo de Arte Moderno, su serie de obras denominada “Once C”, que se exhibió en Puerto Rico en la exposición “Álbum de familia”. En 1986 fue el artista homenajeado durante la VII Bienal de Grabado Latinoamericano de San Juan. Para el 1991 Martorell ganó el premio a la Mejor Instalación, otorgado por la Asociación Puertorriqueña de Críticos de Arte. Y en el 2007 fue electo como Humanista del Año por la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

Es el artista residente del Colegio Universitario de Cayey, donde también dirige el Museo Pío López Martínez. “Toño”, como le dicen cariñosamente, mantiene talleres en Cayey, la Playa de Ponce, Hato Rey y en el Barrio en Nueva York. Ha publicado dos libros de su autoría: “La piel de la memoria” y “El libro dibujado/el dibujo librado”. 

Regresa a la portada