Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Confeccionan bolsos con toldos que protegieron casas después de María

Por Nydia Bauzá / [email protected] 02/26/2019 |11:45 p.m.
Aunque no pudieron brindar una cifra exacta, indicaron que ya han preparado más de 300 bolsos. ([email protected])  
Naomi y Alana Cáceres García recurrieron a la creatividad y al reciclaje.

En un esfuerzo por reinventarse dentro de la precaria situación económica que vive el País, las hermanas Naomi y Alana Cáceres García recurrieron a la creatividad y al reciclaje.

Las emprendedoras jóvenes lideran un novel negocio de bolsos reusables confeccionados con la lona de los toldos azules desechados de las casas de miles de familias que el huracán María dejó sin techo. 

“Nosotras nos encargamos de recolectar toldos que protegieron a las familias después del huracán María para evitar que se conviertan en basura y reciclarlos. Confeccionamos diferentes tipos de bolsitos para venderlos y parte de esa venta va a instituciones sin fines de lucro que laboran en la reconstrucción de las viviendas”, dijo Naomi, quien tiene una maestría en Mercadeo y Finanzas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y ha trabajado en agencias de publicidad.

Su hermana Alana, tiene un bachillerato en Psicología de la UPR y estudios de maestría en Publicidad. 

Para acceder a los toldos, Naomi explicó que contactan directamente a las personas, después que éstas les escriben a través de su página en Facebook.

“Nosotras hacemos diferentes anuncios y entonces vamos a las casas, a las barriadas y los recogemos”, dijo para agregar que lanzaron la idea en septiembre de 2018, al cumplirse el primer año del paso del huracán por la Isla.

Aunque no pudo brindar una cifra exacta, indicó que ya han preparado más de 300 bolsos. 

“Estamos supercontentas”, expresó la joven que se encarga del diseño, mientras su hermana Alana atiende la parte administrativa y de servicio al cliente.

Los creativos bolsos, que llevan impreso el nombre BlueroofPR, tienen un costo de $20, más el IVU y gastos de franqueo, y se pueden adquirir a través de la página BlueroofPR.

¿Quién confecciona los bolsos?

“Empecé yo”, dice Naomi. “Pero hemos tenido tanta demanda que ahora tenemos unas costureras, los trabajamos en fábricas”.

Explicó que son impermeables, superresistentes y que los hacen en dos tamaños, uno grande y otro más pequeño, que se puede utilizar como cartera casual.

¿Qué las motivó a hacer este proyecto?

“Después del huracán María quisimos reinventarnos de alguna forma. Nos reunimos a ver qué podíamos hacer y dimos con esta idea con la que contribuimos al reciclaje y estamos ayudando a gente que todavía necesita donaciones”, dijo Naomi.

Indicó que han recogido toldos en Yabucoa, Toa Baja, Carolina, Trujillo Alto, Ponce y sostuvo que próximamente van a Isabela. 

“Hemos estado por toda la Isla. Estamos bien contentas”, expresó la joven empresaria.

En torno a la reacción de la gente, Alana indicó que “se identifica mucho” con el proyecto. 

“Estamos reciclando un material que de otra forma terminaría en la basura, aumentando el problema de recogido de basura y también hemos creado un negocio en un momento en que la gente está yéndose del País, buscando oportunidades y hemos creado esto, aportando a la economía de Puerto Rico”, sostuvo.

Su hermana Naomi añadió que “si alguien tiene un bolsito de Blueroof es porque hay una familia que tiene su techo, ya no se moja y está protegida”.


Regresa a la portada

Tags

Revista De Mujerphmas