Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

En desventaja las mujeres con la artritis reumatoidea

Por Rosa Escribano Carrasquillo 05/07/2019 |11:45 p.m.
El reumatólogo enfatizó en la importancia de tratarla a tiempo teniendo en cuenta que se trata de un diagnóstico que afecta la calidad de vida de quien la padece en ámbitos más allá de un sufrimiento físico. (Shutterstock)  
Se manifiesta más en las féminas y no se ha podido establecer una razón genética para ello.

Afecta más a las mujeres. 

La artritis reumatoidea es una enfermedad que se traduce en algo más que dolor en las coyunturas. Y aunque se puede manifestar tanto en hombres como mujeres, es la población femenina la que está en desventaja por una proporción considerable. 

“La mujer, desafortunadamente, padece de casi todas las enfermedades reumáticas autoinmunes con mayor incidencia y prevalencia que el hombre”, mencionó el reumatólogo José Raúl Rodríguez Santiago, quien aclaró que “no se ha podido establecer una razón genética como tal”.

El doctor especificó que, según datos corroborados por el Recinto de Ciencias Médicas, en Puerto Rico la incidencia es de 41 por cada 100 mil personas (hombres y mujeres en general). La prevalencia “es de 0.6 por ciento”, dijo. “Eso es aproximadamente 69 mujeres de cada 100 pacientes, para una proporción de 3:1 (mujer:hombre)”, añadió el médico adscrito al Hospital Pavía Santurce, San Jorge Children & Women's Hospital, en San Juan, y al Doctors’ Center en Manatí. 

El reumatólogo enfatizó en la importancia de tratarla a tiempo teniendo en cuenta que se trata de un diagnóstico que afecta la calidad de vida de quien la padece en ámbitos más allá de un sufrimiento físico. 

“Vamos a tener a una persona que va a tener las manos, los pies, las coyunturas hinchadas, rojas, calientes. Va a tener limitaciones significativas de movimiento, una incapacidad de llevar a cabo ciertas actividades básicas. Por ejemplo, le puede tomar más de una hora llevar a cabo sus actividades cotidianas en la mañana”, alertó. El doctor enfatizó la importancia de visitar a un reumatólogo de sospechar que sufre síntomas que son compatibles con la artritis reumatoidea para, además del tratamiento adecuado, procurar una mayor calidad de vida. 

Sobre la enfermedad 

El reumatólogo José Raúl Rodríguez Santiago explica qué es la artritis reumatoidea. 

Es una enfermedad crónica sistémica inflamatoria autoinmune, que afecta las articulaciones (coyunturas) que tienen movimiento. “Como afecta órganos internos, por eso decimos que es también sistémica”, explicó el médico. “A largo plazo, los pacientes pueden tener problemas inflamatorios de los pulmones, problemas inflamatorios de los ojos, de los riñones y el corazón. Se tiene la impresión de que eso solamente es de las coyunturas, que duelen, pero esto es una condición muy seria”, alertó.

Síntomas

Dolor

Hinchazón y rigidez de las manos y de los pies

Sensación de malestar general 

A quién afecta

Se puede presentar en diferentes etapas. La presentación adulta es entre los 30 a 50 años de edad, pero en la mujer puede haber un pico de presentación a los 55. Sin embargo, existe una artritis inflamatoria con presentación juvenil, que puede manifestarse desde el primer año de edad, con un pico en la adolescencia. Además, hay una presentación tardía que ocurre a partir de los 70 años, “en la parte donde el sistema inmune está más comprometido”, dijo el galeno.

Factores de riesgo

 Predisposición genética a desarrollar la enfermedad

Factores ambientales que pueden desencadenar el desarrollo de la artritis reumatoidea, como infecciones, bacterias y virus. “La persona puede haber estado expuesta, a través del crecimiento, a diferentes elementos que pueden que cambien nuestra genética, como por ejemplo, el chikungunya, que produce una artritis viral y, si desafortunadamente, la persona tiene predisposición, puede que despierte el desarrollo de la enfermedad”, mencionó el doctor.

El tabaquismo 

La obesidad

Cómo curarte

Aunque la enfermedad no se puede prevenir, ni tiene cura, existen alternativas para disminuir los factores de riesgo. 

Mantén una buena higiene oral porque se cree que en el tracto respiratorio y el gastrointestinal “hay unas bacterias que aumentan el desarrollo de anticuerpos que causan artritis reumatoidea”, explicó el doctor.

Evita fumar.

Procura un peso saludable. 

Realiza ejercicios (en el caso de quien tiene el diagnóstico, una rutina de bajo impacto) “porque las coyunturas están hechas para moverlas”. 

Opta por un régimen alimentario sano. “La dieta mediterránea está probada como la mejor aliada para evitar que tengamos factores que predispongan, así como para los pacientes”. 

Regresa a la portada

Tags

Revista De Mujerphmas