Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Mujer Maravilla: Ada Álvarez Conde lucha contra la violencia en el noviazgo

Por Adela Dávila Estelritz / [email protected] 09/09/2015 |00:00 a.m.
Ada destacó que “la violencia en el noviazgo sirve para erradicar la violencia doméstica y también sirve para para detectar el maltrato infantil”. ([email protected])  
Fue una víctima a muy temprana edad, por eso hoy está decidida a erradicar la violencia en el noviazgo.

Que su dulce disposición  y perenne amabilidad no te engañen. Como presidenta de la fundación Alto al Silencio y directora de la Comisión de la Mujer en el Senado de Puerto Rico, Ada Álvarez Conde es una mujer a la que hay que decirle usted y tenga. Con solo 29 años, esta joven posee una inusitada madurez otorgada, tristemente, por el hecho de que en su adolescencia fue víctima de violencia mental y emocional en el noviazgo.

De esa amarga vivencia nació Alto al Silencio, “la única organización especializada en violencia en el noviazgo en Puerto Rico; es la única de su tipo que trabaja (desde sus orígenes) en español, en el mundo”, explicó la propia Ada, detallando que en otros países se produce literatura de difusión, pero es traducida del inglés u otro idioma al español. En cambio, los que ella distribuye se producen todos, originales, en Puerto Rico. 

“Alto al Silencio se estableció en el 2010, pero llevo dando charlas desde hace 10 años”, continuó explicando la joven activista. Y la experiencia personal de la que surge se inició cuando Ada tenía 14 años. Por aquel entonces, con la meta de ser periodista en mente, la joven trabajó “en un periódico comunitario escolar. Pedí ser interna y me tocó el tema de violencia doméstica y si afectaba a los jóvenes en Puerto Rico. Es por esa investigación que descubro qué es violencia en el noviazgo… y que yo misma la estaba pasando. A los 15 años, tuve que ir al tribunal con mi mamá a radicar una querella por acecho”.

 
Mujer Maravilla: Ada Álvarez Conde

Fue una víctima a muy temprana edad, por eso hoy está decidida a erradicar la violencia en el noviazgo.


Así fue cómo lo que “empezó como una asignación, se volvió un ‘life changing event’”, describió Ada. 

No es lo mismo

Descubrir que, aunque la violencia en el noviazgo no es lo mismo que la violencia doméstica, pero que en ambas circunstancias el maltrato no se define exclusivamente por agresiones físicas, fue un crudo despertar para Ada. Cuando se vino a dar cuenta, comprendió que “el control de salidas y  de dinero” al que su novio la tenía sometida, eran, también, señales inequívocas de violencia.

Luz en las tinieblas

A raíz del reportaje que hizo para el periódico comunitario,  la joven escribió un libro. Lo hizo “como parte de la sanación. Pero, más que sanar, era darle voz a las que no tenían. Hice una novela basada en las mujeres que entrevisté y la novela se llama Lo que no dije. La terminé como a los 15 o 16 años y trabajé en un fast food para tener los chavitos par publicarla en mayo de 2006, y  eso me convirtió en la novelista más joven de Puerto Rico”, destacó.

Su misión

Por último, destacó Ada que “hay que resaltar que la violencia en el noviazgo sirve para erradicar la violencia doméstica y también sirve para para detectar el maltrato infantil”. Por ello,  esta joven Mujer Maravilla nos invitó a todas a que visitemos el portal de loquenodije.com para que seamos parte de la solución, en lugar de enfocarnos en el problema. “Los buenos podemos más”, acotó.

Regresa a la portada