Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

No cuadra la transición en Loíza

Por Raúl Camilo Torres 12/08/2016 |00:00 a.m.
El Horizonte
La doctora Julia Nazario Fuentes afirmó que de hallarse alguna anomalía o ilegalidad en esta acción, llevará la querella ante las entidades correspondientes. (Archivo)  
Alcaldesa denuncia varias irregularidades de la administración de Eddie Manso.

La  alcaldesa electa de Loíza, la doctora Julia Nazario Fuentes, denunció una serie de irregularidades durante el proceso de transición administrativa en el municipio, que bien podrían ser referidas a las autoridades estatales y federales para su investigación y fijación de de las responsabilidades que ameriten.


“Por ejemplo, se nos dijo que habían decomisado cerca de 20 a 30 computadoras luego del 8 de noviembre. Hasta el momento y por mi experiencia como supervisora en trabajos de gobierno, no hemos visto la documentación pertinente a este tipo de acción, que conlleva un protocolo de seguridad muy estricto y específico”, denunció Nazario Fuentes.

La próxima Primera Ejecutiva Municipal agregó que de hallarse alguna anomalía o ilegalidad en esta acción, llevará la querella ante las entidades correspondientes para que “por el bien del pueblo de Loíza, los asuntos queden claros y conforme en Ley”.

“Me indican que de esas máquinas; que fueron trituradas, había una que pertenecía a un Head Start, que se nutre de fondos federales. Vamos a ver qué fue lo que ocurrió y de ser necesario le haré saber a la Oficina del Contralor y hasta las autoridades federales de ser pertinente, estos asuntos”, adelantó a Horizonte, Nazario Fuentes.

Otro de los asuntos planteados por la funcionaria electa; que surgen de las vistas de transición, es el alto número de puestos de confianza y de ase soría en la administración saliente.

“Se nos dijo que habían 16 empleados de confianza y encontramos que son 25, con un gasto anual de $90,000. También hallamos a 14 asesores, entre éstos dos bufetes de abogados y cuatro letrados adicionales, entre los cuales se gastaron $600,000 en cuatro años”, denunció al destacar que la deuda acumulada de $8 millones que enfrenta la saliente administración del pueblo, corresponde a la falta de supervisión y controles.

“Entre los puestos de confianza encontramos que dos de ellos estaban destacados para la Oficina de Desarrollo Económico del pueblo cuando aquí no existe dicha dependencia. La transición no ha sido fácil por lo que hemos encontrado. Son 44 años que aquí no se hacía esta fiscalización”, declaró.

Al cierre de esta edición, no fue posible conseguir reacción del alcalde saliente, Eddie Manso Fuentes.

Regresa a la portada