Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Alternativas para que no pierdas tu casa

Por Femmy Irizarry Álvarez 02/12/2018 |11:45 p.m.
Muchos de los que se acogieron a la moratoria dejaron de pagar y ahora “no pueden repagar los términos” de la misma. (Shutterstock)  
Quédate Con tu Casa brinda orientación a aquellas personas a las que se les dificulta pagar su hipoteca luego del paso del huracán María.

No hay sensación más placentera que llegar a tu hogar luego de un duro día de trabajo y disfrutar con tu familia.

Pero para muchos esta realidad podría trastocarse ante la posibilidad de perder su casa por la dificultad de pagarla;  luego de acogerse a la moratoria que ofrecieron bancos e instituciones  tras el paso del huracán María.

Precisamente, antes del ciclón existían múltiples deudas hipotecarias. Pero ahora, los casos se han duplicado.

Esa es la experiencia de la licenciada Natalia Colón Díaz, presidenta de Quédate Con tu Casa. 

La entidad ofrece  servicios al consumidor, como la modificación de hipoteca y representación en corte “en el escenario de que esté en una fase de litigio, que el banco haya iniciado un proceso de ejecución formal”, explicó la experta.

Según Colón Díaz, la realidad es que muchos ciudadanos, que antes del huracán tenían sus cuentas al día, ahora han perdido sus empleos o le han reducido las horas de trabajo, por lo que entraron en atrasos. Otros ya tenían  demora en sus hipotecas.

Muchos de los que se acogieron a la moratoria dejaron de pagar y ahora “no pueden repagar los términos” de la misma. 

Otros, a quienes los bancos les dan un plan de pago como única opción, no pueden –además del pago mensual– sumarle un pago extra a su deuda corriente.

Algunos se enteran de la realidad cuando reciben, luego de 120 días o más sin pagar, una carta alertándole que podrían pasar a la fase de proceso legal ante el banco e iniciarse un proceso de ejecución.

Sin embargo, la también presidenta de la Asociación de Relaciones Laborales de Puerto Rico alertó al consumidor a que no se desespere y busque ayuda, porque hay alternativas, las que se detallan a continuación.

Si va a buscar ayuda, tenga a mano documentos básicos como quién es el deudor, su fuente de ingreso (W-2 o talonarios de los últimos tres meses), carta explicativa que le deje saber al banco porqué está en esa situación, planillas sobre ingresos y pagos de utilidades (luz, agua o cualquier otro gasto recurrente que vaya a su ingreso familiar). 

Para más información, acceda al portal www.quedatecontucasa.com o busque en la red social  Facebook Quedatecontucasa.com.

Otros detalles

1. Infórmate: “Lo importante es que se oriente” para analizar “la modificación de la hipoteca”, indicó Colón Díaz.  La modificación consiste en negociar con el banco para “mantener tu casa a un pago que puedas seguir haciendo”. Cada caso se evalúa de forma individual. Así el acreedor podrá proveer una modificación del préstamo que puede ir desde una baja en los intereses, una extensión del término del préstamo y hasta pagar una porción del balance principal al final. 

2. A tiempo: Aunque el proceso de ejecución haya comenzado, usted puede lograr una modificación de la hipoteca. Lo único es que el tiempo que se tiene para llegar a un arreglo con el banco es más reducido. El tiempo es clave al momento de gestionar moratorias o lograr acuerdos hipotecarios.

3. Fecha clave: El 19 de marzo de 2018, termina la paralización de los procesos de ejecuciones que se estableció luego de María. Por eso, el número de personas buscando orientación continúa en aumento. “En la oficina no se ha recibido un caso bonito. Todos tienen una dimensión social y de historia de familia que es bien fuerte”, confesó la licenciada al agregar que hay mucha “incertidumbre, angustia y frustración”.

4. En edad productiva: El perfil de la gente que va a su oficina, en primera instancia, son “mujeres trabajadoras, jefas de familia, de 35 a 59 años; el segundo grupo, son personas que están entre los 45 y 65 años, con problemas para terminar de pagar su obligación hipotecaria. Todos son trabajadores”.

5. Sus derechos: La licenciada recordó que es importante que el consumidor sepa que tiene derecho a asesoramiento gratis por 60 días para evaluar la modificación de su préstamo hipotecario. Si finalmente la persona logra un acuerdo con el banco o institución, entonces procedería a pagar por los servicios recibidos.

6. Evite la quiebra: En cuanto a la quiebra, que algunos consumidores la están usando como “última herramienta”, la experta sentenció que eso “es fatal” porque sigue existiendo la alternativa de modificar la hipoteca. “Una quiebra tiene unas consecuencias jurídicas para una persona a largo término”, alertó.



Regresa a la portada