Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Ahora a bregar con la xenofobia que afloró-VÍDEO

Por Istra Pacheco 08/16/2013 |
El ciudadano dominicano Deseado Alejandro dijo que con tanto boricua desempleado no iban a elegir a Claribel Martínez. ([email protected])  
Expertos y gente de la calle aseguran que no se puede seguir negando el discrimen y hay que trabajar para erradicarlo de una vez.

No se le pueden quitar méritos a Manuel Natal. Pero ¡ojo!, que tampoco se puede esconder el hecho de que la campaña para llenar la vacante en la Cámara de Representantes sacó a flote el gran problema de racismo que existe en la Isla.

Así lo evalúa Palmira Ríos, ex presidenta de la Comisión de Derechos Civiles, quien catalogó como vergonzosos los comentarios llenos de xenofobia de personas que llamaban a las emisoras radiales para opinar sobre la candidata Claribel Martínez quien recibió apoyo el gobernador y la maquinaria del Partido Popular Democrático (PPD).

“Ciertamente la campaña exacerbó un problema que tenemos de prejuicio dirigido a la comunidad dominicana que vive con nosotros. Claribel vive desde hace más de 40 años aquí, como muchos otros, y no obstante son objeto de esa intolerancia”, dijo.

“Natal es joven, lo hemos visto crecer, ha trabajado mucho y tiene una gran oferta. Pero por lo que vimos, se requiere de acción para luchar contra el prejuicio xenofóbico en Puerto Rico”, agregó.

La también directora de la Escuela de Administración Pública de la Universidad de Puerto Rico criticó además que los escaños que quedan vacantes le pertenezcan a los partidos y no al pueblo que es el que finalmente debe elegir a sus representantes.

“No está bien que de 300 a 500 personas sean las que decidan quién va a ocupar el escaño. Eso nos excluye a la mayoría de ejercer nuestros derechos como ciudadano”, destacó.

 
Comunidad dominicana asegura que todavía existe discrimen

No se le pueden quitar méritos a Manuel Natal. Pero ¡ojo!, que tampoco se puede esconder el hecho de que la campaña para llenar la vacante en la Cámara de Representantes sacó a flote el gran problema de racismo que existe en la Isla.


Estimados del consulado dominicano apuntan a que unos 200,000 quisqueyanos viven aquí.

En Barrio Obrero el sentimiento que prevalecía era el de que les quitaron la posibilidad de una representación más justa.

“No entendemos qué pasó”, dijo Fernando Mateo, natural de La Romana.

“Muchos puertorriqueños discriminan... pero quizás a Claribel no le convenía y por eso perdió”, opinó Juana de León mientras que para el contratista Deseado Alejandro “el gobernador y todo el que tienen tu-tu (inteligencia) sabía que no iba a ganar. ¿Tú crees que con tanto intelectual de ustedes sin trabajo iban a elegirla a ella? Claro que no”.