Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Alcalde de San Germán responde al gasto de $315,000 en chorreras que nunca instaló

Por Lester Jiménez / Para Primera Hora 05/23/2019 |03:33 p.m.
El Surf N’ Fun Water Park fue fuertemente criticada desde su apertura en el 2015 debido al gasto en que incurrió el municipio sangermeño para su construcción. (Archivo)  
Asegura que es un acto de mala fe el informe del Contralor.

Como un “acto de mala fe” catalogó el alcalde de San Germán, Isidro Negrón, el informe que hizo público la oficina del Contralor en el que señala que al ayuntamiento invirtió $315,000 en dos chorreras para el parque acuático San German Surf & Fun Water Park en el 2012, que no han sido instaladas.

La Contraloría emitió una opinión cualificada de las operaciones fiscales del municipio de San Germán. Una opinión cualificada se emite cuando los incumplimientos individuales o en conjunto son significativos, pero no generalizados, según se explicó mediante comunicado de prensa.

Entre otros señalamientos, la auditoría indicó que estas dos chorreras son parte de un equipo que la administración municipal adquirió a un costo de $1.4 millones, pero que esa parte de la atracción nunca fue instalada, y que actualmente se encuentra a la intemperie y entre la maleza.

Negrón cuestionó el momento en que sale el informe, al tiempo que explicó que las chorreras no pudieron ser instaladas porque el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) nunca desembolsó el dinero que estaba destinado para esos fines.

“Yo lo interpreto como un acto de mala fe, ahora que estamos comenzando nosotros la temporada del Parque Acuático… A pesar de que se le explicó, no quisieron entenderlo y lo pusieron así. Yo creo que, en un momento como este, que estamos abriendo el parque en la nueva temporada, ese tipo de noticias más que ayudar, no nos ayuda. Debieron tomar en cuenta que ese tipo de informe, que no lo redactan como es la realidad, le hace daño a la operación de una empresa municipal”, sostuvo Negrón al conversar con Primera Hora.

“La forma en que se interpreta por parte del auditor del Contralor, no es la correcta. Esta chorrera es parte de cuatro atracciones que se compraron. Tres de las atracciones se instalaron y esas no se pudieron instalar por que el Banco Gubernamental de Fomento no nos desembolsó el dinero para instalarlas. Estaban dentro del presupuesto, estaban dentro del préstamo, y cuando el BGF cerró la pluma para los municipios, no desembolsó ese dinero. Por lo tanto, no tuvimos otra opción que dejar las chorreras allí”, manifestó Negrón, quien indicó que las chorreras permanecen a la intemperie porque no descarta una futura instalación, además de que  “están hechas para resistir agua sol y sereno”.

El primer ejecutivo municipal reveló que la entidad bancaria nunca le desembolsó a su administración cerca de medio millón de dólares que les pertenecía y que con ello consideraban terminar de montar la cuarta atracción del parque acuático.

“No podíamos detener la apertura del parque porque esas chorreras no estaban instaladas El parque estaba listo para arrancar. Todo lo demás se montó”, sostuvo.

El Surf N’ Fun Water Park  fue fuertemente criticada desde su apertura en el 2015 debido al gasto en que incurrió el municipio sangermeño para su construcción -cerca de $26 millones- en medio de la difícil situación económica que enfrentaba. El alcalde, sin embargo, aseguró hace unas semanas que el año pasado produjo ganancias de $285,000.

Por otro lado, Negrón aceptó que su municipio arrastra una deuda operacional desde hace varios años, tal como lo señaló el informe, pero aseguró que los ajustes que ha hecho su administración le ha permitido bajarla significativamente.

“Ellos (Contralor) ponen eso de una forma sensacionalista. Si te fijas, el déficit se ha ido reduciendo. En los últimos tres años hemos cerrado con superávit, que es lo que ha permitido que se reduzca la deuda”, señaló el alcalde sangermeño.

Indicó que el déficit que refleja el municipio es parte del efecto que tuvo en su administración el cierre en el 2011 de la farmacéutica Cordis, una subsidiaria de Johnson & Johnson, que dejaba 1.3 millones al año en patentes, además de emplear a 450 personas

“A eso le sumas que tuvimos que hacer pagos a retiro mayores de lo que era antes. Todo eso nos afectó, pero hicimos los ajustes. Lo que sería justo es que la oficina del Contralor diga que a pesar de que hay un déficit operacional, el municipio ha tenido superávit en los últimos años que ha permitido bajar ese déficit operacional de $3 millones a $1.9 en aquel momento y hoy es de $1.5”, puntualizó.

En cuanto a los señalamientos de que el municipio contaba con 50 empleados transitorios por 15 años, Negrón indicó que es prácticamente imposible realizar nombramientos por lo apretado del presupuesto.

“Probablemente la oficina del Contralor también tenga empleados transitorios por más de dos años. Eso es lo que la ley establece, pero yo sería un irresponsable si nombro empleados sabiendo que no tengo un presupuesto para poderlos cubrir y tener que cesantearlos después. Yo estoy siendo responsable con las arcas municipales de no nombrar personal para los cuales no tengo ingresos recurrentes”, sostuvo.

“Lo que hay que hacer es enmendar la ley para que le quiten a los municipios esa cortapisa, porque, de verdad, es imposible que en una crisis que tenemos, los municipios estemos dando nombramientos”, añadió.

Por último, el alcalde le resto importancia a la cantidad de demandas que enfrenta el municipio.

“Las demandas llegan todas las semanas a todos los municipios de Puerto Rico. En nuestro caso, se están atendiendo todas. La mayoría las atienen los mismos seguros”, sentenció.

Regresa a la portada

Tags

San Germán