Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Beatriz Rosselló entrega primeras casas restauradas por La Fortaleza en Toa Baja tras María

Por Primerahora.com 02/02/2019 |03:22 p.m.
(Suministrada)  
Lo lograron 16 meses después del catastrófico fenómeno atmosférico.

Tras 16 meses del catastrófico huracán María, Beatriz Isabel Rosselló, junto al alcalde de Toa Baja, Bernardo “Betito” Márquez, visitaron e inspeccionaron las primeras residencias restauradas por Fortaleza Para Ti en el municipio de Toa Baja.

El esfuerzo fue logrado gracias a la participación de la empresa privada, organizaciones sin fines de lucro y el gobierno central. 

Fortaleza Para Ti llegó a las comunidades Toaville e Ingenio en Toa Baja gracias la Fundación All Hands and Hearts, que luego del paso del huracán María establecieron un campamento en la Iglesia Sinaí, Defensores de la Fe.

Las residencias restauradas fueron seleccionadas por los voluntarios de la fundación debido al estado de las mismas. Toa Baja fue de los municipios más impactados durante la tragedia del 20 de septiembre de 2017.

“Hemos impactado las residencias de doña Bernaliz Castro y Ramona Guzmán, donde se han realizado trabajos de esterilización, impermeabilización de techos, pintura, reparación eléctrica, reemplazo de puertas, ventas y losetas. Las casas se habían recibido con enormes problemas. Gracias a los pastores Héctor Romero y Elizabeth Hernández, Medtronic y Rooms To Go por la colaboración y el compromiso”, expresó la primera dama en un parte de prensa.

Por su parte, Ramona Guzmán, residente del barrio Toaville en Toa Baja, dijo que estuvo “muy afectada”.

“Mi casa se inundó con sobre ocho pies de agua y lodo. Nos tuvimos que mudar sin nada, pues lo perdimos todo. Le doy gracias a Dios por estar vivos y sumamente agradecida por toda la ayuda. Esta situación nos afectó mucho y la primera dama nos ofreció ayuda psicológica y nos extendió la mano.  A pesar de todo, estoy feliz. Hoy somos otras personas”, expresó.

Asimismo, Bernaliz Castro señaló que estuvieron seis meses fuera de su casa.

“Fue muy difícil, gracias a la Fundación de Escleorosis Múltiple y a todos los que hicieron posible que nuestro hogar sea habitable nuevamente. Sellaron el techo, pintaron y nos amueblaron la casa”, sostuvo.

Regresa a la portada