Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Carmen Yulín cambiará las banderas

12/24/2012 |
La alcaldesa entrante de San Juan, Carmen Yulín Cruz, se comprometió a cambiar las banderas puertorriqueñas en todas las instalaciones públicas de la capital con la del color azul celeste. ([email protected])  
Durante el Día Nacional de la Bandera de Puerto Rico, la alcaldesa entrante de San Juan dijo que en el Municipio solamente ondeará la insignia correcta.

Lejos de buscar controversia, la alcaldesa entrante de San Juan, Carmen Yulín Cruz, lo que pretende es que su municipio cumpla “con la realidad histórica”. Por eso, prometió cambiar las banderas puertorriqueñas en todas las instalaciones públicas de la capital para que muestren el triángulo azul celeste en lugar del azul marino.

Así lo explicó la funcionaria a través de su portavoz de prensa, Maru Quintero.

“Esa es la bandera oficial, la correcta, y ella quiere que en el Municipio ondee la bandera que es”, declaró Quintero.

La idea surgió el sábado durante el 117 aniversario de la bandera de Puerto Rico, una actividad que cada año conmemora el Ateneo Puertorriqueño y que tuvo a Cruz como la encargada de izar la insignia nacional.

En esa actividad, la alcaldesa entrante aseguró que cambiaría las banderas actuales por las que tienen el triángulo azul celeste, que es el color original de la bandera, según lo reiteró en la actividad Eduardo Morales Coll, presidente del Ateneo, citando una investigación sobre el tema.

“Carmen Yulín entiende que, en esta cuestión de las banderas, lo importante es atemperar el Municipio a la realidad histórica de Puerto Rico”, declaró Quintero en entrevista telefónica al preguntársele sobre la importancia de hacer un cambio como este.

“En términos de cómo hará el cambio, será inicialmente en las principales instalaciones del Municipio, como en la torre municipal y en la alcaldía. Allí las va a cambiar lo antes que pueda y, para los actos de su toma de posesión, pues por supuesto tendrá la correcta”, agregó su portavoz.

Cruz expresó a través de su portavoz de prensa que “en la medida que pueda ir comprando las banderas para las otras facilidades del Municipio, las irá sustituyendo”, sin ofrecer mayores detalles del proceso.

De inmediato, no había datos disponibles de cuánto podría costarle al erario la promesa de la nueva ejecutiva municipal.

El Municipio arrastra un déficit –según estimó el comité entrante de transición designado por Cruz– de unos $160 millones.

A pesar de múltiples pedidos, no fue posible obtener una reacción por parte del Municipio o del comité de transición Saliente, ni de ningún oficial de la administración.

El color del triángulo suele levantar ronchas entre los diversos sectores políticos de la Isla, que debaten sin cesar sobre el status colonial.

Y es que se entiende que el color azul marino hace que la insignia se parezca más a la estadounidense y es la que suelen preferir los anexionistas. Mientras, el azul celeste se asemeja a la bandera de Lares, donde cada año se celebra el único momento en que se declaró la independencia del país –aunque de España– por un movimiento revolucionario. Los independentistas usan mayormente ese tono en sus banderas.