Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Conferencia legislativa no toca el tema del aborto

Por Osman Pérez Méndez / [email protected] 03/27/2019 |05:57 p.m.
([email protected])  
Tampoco hablaron sobre las llamadas terapias de conversión.

La conferencia legislativa que se celebró esta tarde en la Fortaleza centró toda su atención en un solo tema: la propuesta de establecer condados lanzada por el gobernador Ricardo Rosselló el martes.

Según indicaron luego del cónclave algunos legisladores de la mayoría del Partido Nuevo Progresista y el secretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira, no se abordó el tema de la ruptura que se viene dando entre el Ejecutivo y el Legislativo recientemente en temas como el aborto y las llamadas terapias de conversión.

De hecho, esta misma tarde el gobernador firmó una orden ejecutiva en la que estableció la prohibición de las terapias de conversión, con lo que pasó por encima del informe negativo que rindió la Cámara de Representantes al Proyecto del Senado 1000, que buscaba esa prohibición.

Mientras, la Cámara se fue por encima del veto del gobernador el Proyecto del Senado 950 que busca imponer restricciones al aborto, y el Senado planea también irse por encima del veto de Rosselló.

En cuanto a la novedad de la propuesta de condados, Maceira explicó que se expuso ante los legisladores y fue “bien acogida”.

“Se presentó su propuesta (del gobernador), se discutió un poquito más en detalle con los miembros de Cámara y Senado. Se discutieron muchas dudas. Se pusieron sobre la mesa aquellas determinaciones de política pública que se tienen que tomar”, dijo Maceira, poniendo como ejemplos la cantidad de condados, cómo se dividirían, qué figura estaría al frente del condado y cómo se elegiría, cómo se financiaría la nueva estructura.

“Se presentó el mismo cuadro. Si no hacemos nada, y los municipios se mantienen con los ingresos que tienen hoy y las obligaciones que tienen hoy, para el 2024 tenemos sobre 60 municipios que quedarán inoperantes”, afirmó Maceira. “Es por eso que la transformación tiene que ser completa”.

El secretario de Asuntos Públicos afirmó que se llegó al consenso de establecer un grupo de trabajo que comenzaría a laborar cuanto antes en la elaboración de un borrador de proyecto de ley sobre los condados, para que el mismo pueda comenzar a discutirse en esta misma sesión legislativa.

Agregó que en el grupo esperan la participación de miembros del Ejecutivo, la Legislatura, agencias de gobierno, alcaldes, y el sector privado, pues se trata de “la transformación gubernamental más grande de las últimas décadas”.

Maceira recordó que el cambio va más allá de los municipios, e involucra al gobierno central, pues “el ejecutivo estaría bajando ciertos servicios al nivel de condado, y los municipios estarían subiendo ciertos servicios al nivel de condado”.

“Para hacerlo bien tiene que ser algo que se discuta ampliamente con los distintos sectores, y al final del día trabajemos en conjunto un proyecto de ley que pueda pasar por el proyecto legislativo”, evaluó el secretario.

Al momento, no obstante, aunque se habla de un consenso sobre la necesidad de “hacer algo”, no hay detalles de cómo sería esta nueva estructura de condados, más allá de generalidades.

Entretanto, el asunto de los proyectos de ley relacionados al aborto y las terapias de conversión que han desatado un choque entre el gobernador y la Legislatura, al parecer, fue evitado durante la reunión.

Según la representante María Milagros “Tata” Charbonier, no se habló del tema, aunque, afirmó, “estoy confiada en que (el 950) se va a convertir finalmente en ley”.

La representante confirmó que el senador Miguel Romero, que ya anticipó que no votará para ir por encima del veto del gobernador y cuyo voto podría terminar siendo decisivo, no participó de la conferencia legislativa. Insistió, sin embargo, en que confiaba que habría al menos los 20 votos que se necesitan en el Senado para ir por encima del veto del gobernador.

Maceira argumentó que las posiciones del Legislativo y el Ejecutivo “ya todo el mundo las conoce” y están claras en torno a ambos temas que tratan los proyectos. A preguntas de la prensa si Rosselló aceptaría sin más acciones la derrota en cuanto a su veto al 950, dijo que “no va a enganchar los guantes”, aunque sin entrar en detalles de qué haría.


Regresa a la portada

Tags

La Fortaleza