Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

El Senado planifica una estrategia para un presupuesto sin recorte de pensiones

Por Femmy Irizarry Álvarez 05/21/2019 |04:39 p.m.
(Archivo)  
Podrían colgar el presupuesto que presente Rosselló para que se quede el anterior.

El portavoz de la mayoría en el Senado, Carmelo Ríos, aceptó que es “latente y real” la opción que no se apruebe el presupuesto que presente el gobernador Ricardo Rosselló para el próximo año fiscal que inicia el 1 de julio, y que el actual se quede vigente.

Esa es la alternativa, según Ríos, a la insistencia de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de recortar el bono de Navidad, las pensiones y la aportación al plan de salud de los empleados públicos.

La Legislatura está en espera del presupuesto que envíe Rosselló en los próximos días para su análisis y celebración de vistas públicas, que anticipa sean conjuntas, y que contendrá el pago a los pensionados, entre otras aportaciones.

Ríos insistió en que el gobierno ha demostrado que sus números son los correctos, ha presentado medidas para allegar fondos e identificaron recursos para los pagos propuestos, se balanceó el presupuesto, habrá capacidad de repago y, mientras tanto, la Junta “se empecina en tratar de ser gobierno sin ser electo” y seguir promulgando recortes.

Si es como dice la Junta, “que cuando el gobernador apruebe su presupuesto, ellos como quiera van a hacer la otra cosa, pues entonces no aprobemos presupuesto; vamos a enviarle el de este año que les gustó a ellos y ahí hay chavos para el plan médico, para el bono de Navidad”, argumentó el senador.

La Constitución establece que si no se aprueba un nuevo presupuesto se queda el anterior y el gobernador puede manejar partidas a su discreción.

La semana pasada se discutió en caucus esa posibilidad, aceptó Ríos, quien dijo que quien tiene a cargo el manejo del documento es la presidenta de la Comisión de Hacienda, la senadora Migdalia Padilla.

Anticipó que, si se insiste en los recortes, en otro caucus decidirán qué harán para no hacerse “cómplices” de los recortes de la Junta.

En cuanto al proceso legislativo, Ríos aclaró que una vez llegue el presupuesto al Senado se evaluará como toda medida. Sin embargo, reiteró que, si en el ínterin la Junta insiste en que no cree en tal o cual cosa, entonces no lo aprobarán.

En cuanto a la discusión en el cuerpo hermano, advirtió que “si la Cámara quiere aprobarlo, allá ellos. Nosotros acá vamos a ejercer nuestra discreción”.

Regresa a la portada