Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

En la cuerda floja la reacreditación de COPU

Por Bárbara J. Figueroa Rosa / [email protected] 03/20/2018 |11:45 p.m.
Los profesores Rafy Gracia y Lourdes Lugo urgieron la solución al problema de la instalación situada en el interior del recinto de Río Piedras de la UPR. ([email protected])  
El principal edificio de la Escuela de Comunicación sigue clausurado tras los daños provocados por el ciclón María.

La reacreditación de la Escuela de Comunicación en el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR-RP), por parte de la Acreediting Council on Education in Journalism and Mass Communications (ACEJMC) pende de un hilo si la administración universitaria sigue dejando en el limbo el proceso de reestructuración de las instalaciones que quedaron devastadas con el huracán María.

A seis meses del azote del fenómeno atmosférico, el principal edificio de la unidad académica -fundada en 1972 y conocida entre sus alumnos y exestudiantes como COPU-, está clausurado y contaminado con hongos, lo que ha provocado que los cursos se impartan en instalaciones no adecuadas en diferentes lugares del recinto, incluyendo algunas oficinas en Plaza Universitaria. Mientras, los 34 profesores de COPU no tienen espacios para atender a los 551 alumnos que conforman la matrícula estudiantil. 

Este escenario ha provocado un “desmembramiento de la comunidad y los quehaceres académicos”, según la portavoz de los docentes, la doctora Lourdes Lugo, quien señaló que la alta gerencia universitaria no le ha dado la “debida importancia” al asunto que será discutido, por segunda ocasión, este miércoles a las 3:00 de la tarde con el rector interino de recinto riopedrense, Luis Ferrao.

Aunque la facultad y los universitarios entienden que la Escuela requiere que se construya un nuevo edificio, reconocen las limitaciones fiscales que enfrenta la UPR.

Entonces, lo menos que exigen es que se les ubique en unos espacios adecuados y que se les haga partícipes de la toma de decisiones sobre el futuro de la edificación que fue reconstruida en el 1998, precisamente, cuando sufrió mchos daños por el huracán Georges.

En aquel entonces, según explicó el director de la Escuela, Jorge Santiago, la inversión de restauración fue de $500,000. 

“Entendemos que ahora las reparaciones podrían tener un costo similar o mucho mayor a la reconstrucción de 1998”, dijo el doctor Santiago.

La preocupación aumenta entre el profesorado pues de no contar con las instalaciones adecuadas, la Escuela corre el riesgo de perder la acreditación de la ACEJMC, cuyo consejo visitará la unidad para febrero de 2019.

Y es que entre los estándares de calidad que rigen la evaluación del comité acreditador -integrado por personas de la industria y de universidades vinculadas al periodismo y la comunicación en los Estados Unidos-, se incluye currículo y enseñanza, facultad, investigación, servicios estudiantiles, recursos e instalaciones físicas, y avalúo de aprendizaje estudiantil.

De hecho, según se desprende del informe anual presentado por la Escuela, en el año fiscal 2016-2017 entre los retos de la reacreditación -que fue pospuesta un año debido al paso del huracán- se destacaba establecer un plan de trabajo para el mantenimiento del edificio, incluyendo limpieza de oficinas administrativas y docentes, de la biblioteca (que actualmente tuvo que ser relocalizada en la Biblioteca Lázaro), remodelación de la iluminación de los pasillos del primer piso y del Salón de Actos, entre otros.

“Exigimos instalaciones adecuadas, dignas y seguras. También reclamamos información y participación en al toma de decisiones de nuestra Escuela”, sostuvo Lugo.

Reacciona el rector interino del Recinto de Río Piedras de la UPR

El rector interino del Recinto de Río Piedras de la UPR Luis A. Ferrao Delgado reaccionó a los señalamientos de los profesiones de la Escuela de Comunicación Púbica y dijo que la institución se encuentra al tanto de la situación y que se encuentran trabajando arduamente para cumplir las metas de reacreditación. 

“Durante los pasados meses, luego de haber hacho una evaluación exhaustiva de los devastadores efectos que el huracán María tuvo en nuestro recinto, nos hemos dedicado a mitigar la severidad de los problemas que sufrieron nuestras estructuras”, señaló el doctor Ferrao en declaraciones escritas.

“Como de todos es sabido, los daños en la sede de la Escuela de Comunicación Pública fueron de tal magnitud que fue imposible su reapertura y nos vimos obligados a identificar una sede alterna temporera en Plaza Universitaria como el mejor espacio disponible, donde se culminó el semestre pasado y ha comenzado el nuevo ciclo académico”.

El doctor Ferrao aseveró además que “estamos al tanto de los reclamos de los profesores y de las necesidades mínimas que se deben satisfacer para que puedan cumplir con sus responsabilidades académicas de la manera más adecuada posible dentro de estas circunstancias tan excepcionalmente difíciles”. “Ya antes nos hemos reunido para atender este asunto y desde hace varios días se tiene programada otra reunión con el doctor Jorge Santiago Pintor, director de la Escuela, para este miércoles, 21 de marzo, concertada para buscar la mejor solución posible”, agregó. 

“Asimismo, estamos en la mejor disposición de reunirnos nuevamente con el claustro. La comunidad universitaria y la Escuela de Comunicación Pública pueden estar seguros de que las condiciones para la reacreditación de parte de la Acreediting Council on Education in Journalism and Mass Communications (ACEJMC) serán cumplidas cuando las autoridades de esta entidad nos visiten en febrero de 2019”.

Aprobado el plan fiscal

La Junta de Gobierno de la UPR aprobó ayer el plan fiscal a cinco años que establece la consolidación de los recintos universitarios, además de un aumento en el costo de matrícula. 

El documento, que será entregado hoy a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), impone el aumento a partir del próximo año académico. Para el 2023, el costo del crédito para los alumnos de bachillerato deberá alcanzar los $140.

Sobre la consolidación de recintos, el cuerpo avaló dos modelos: uno crea cuatro grandes recintos a los cuales estarían adscritos unidades más pequeñas, mientras que el segundo crea cinco recintos grandes.

Regresa a la portada