Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Exigen en el Capitolio se investigue incinerador privado

02/07/2011 |02:50 p.m.
Las Madres de Negro de Arecibo, protestan frente al Capitolio por el incinerador privado que quieren instalar en dicho municipio. (Primera Hora/Gerald López-Cepero)  
La portavoz de los manifestantes indicó que el incinerador está “apadrinado” por el Gobierno central y se pretende quemar más de 2,100 toneladas diarias de la basura.

El grupo denominado Madres de Negro de Arecibo se trasladó hoy al Capitolio para exigir a la Legislatura que investigue el incinerador privado que se propone construir en dicho municipio.

“Este proyecto es un castigo moral y físico a  nuestro pueblo de Arecibo, a nuestros hijos, a nuestras futuras generaciones ya que traerá consigo un alza de enfermedades como cáncer, asma, así como deformaciones en nacimientos”, dijo Teresa Sánchez, portavoz del grupo.

“Estamos de luto, representando el futuro sombrío y funesto que le quieren imponer a nuestro pueblo disfrazando este incinerador  como una compañía de reciclaje, mientras esconden la otra cara de la moneda”, añadió.

La portavoz de los manifestantes indicó que el incinerador está  “apadrinado” por el Gobierno central y se pretende quemar más de 2,100 toneladas diarias de la basura que generan los pueblos desde San Juan hasta Aguadilla.

Sánchez sostuvo que el proyecto estará a menos de dos millas “viento arriba” de la ciudad de Arecibo, donde hay más de 30 mi habitantes, más de 15 head starts, 20 escuelas públicas y privadas, 4 hospitales y 4 égidas.

Dijo que esperaban reunirse hoy con los senadores José Emilio González y Ángel “Chayane” Martínez  y los representantes Paula Rodríguez Homs y Eric Correa para solicitarles que investiguen la propuesta.