Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Gobernadora firma ley que restaura licencias a empleados de alto riesgo

Por Servicios combinados 11/09/2019 |09:18 p.m.
(Archivo)  
Les aplicaría a policías, bomberos, agentes de custodia, celadores de línea, trabajadores de las centrales generatrices, entre otros.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, firmó el proyecto de ley que restaura licencias para empleados con labores de alto riesgo.

En un comunicado difundido este sábado, La Fortaleza señaló que el proyecto pretende "restaurar el beneficio de las licencias no estatutarias por accidentes en el empleo en aquellos trabajos u ocupaciones de alto riesgo que constituyan un peligro inminente, constante e inherente al empleo u ocupación, en el cual razonablemente se entienda que pudiera ocurrir una muere, grave daño corporal o enfermedad que lo incapacite temporalmente, y para otros fines".

 "Luego de un análisis ponderado y por considerar que es una herramienta efectiva que atiende los reclamos de los empleados que realizan labores de alto riesgo, hoy firmé el Proyecto del Senado 1402", informó.

 Los trabajadores a los que les aplicaría esta ley son policías, bomberos, agentes de custodia, celadores de línea, trabajadores de las centrales generatrices, entre otros.

 "Esta licencia es de gran importancia para estos trabajadores que día a día arriesgan sus vidas para proveer servicio a los demás. Esto les permite recibir paga mensual mientras se recuperan de algún accidente", indicó la gobernadora.

A su vez, aclaró que esta pieza legislativa no forma parte en ninguna instancia del proceso de negociación colectiva que se lleva a cabo en el Departamento del Trabajo entre la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), en el cual no interviene.

Utier dice que es “una victoria”

El secretario de Salud y Seguridad de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Walberto Rolón, indicó que esta firma de la ley es "una victoria" en la lucha que llevan hace un año para mejorar las condiciones de los celadores de línea.

"Esto le hace justicia a los compañeros que se han accidentado, como Yamal O'Neill que continúa en el hospital" con quemaduras en su cuerpo y pérdida de un brazo.

"Es un logro para nosotros extremadamente importante. La recuperación de estos accidentes coge un año, dos años o más y la familia no va a quedar desprovista", destacó.

Según estable el convenio de la Utier, el empleado accidentado recibirá el 80% del salario en los primeros dos años. Luego, la compensación disminuye paulatinamente.

Rolón destacó que la firma de la medida no está relacionada a la negociación que realiza la Utier en el Departamento del Trabajo para que la Autoridad de Energía Eléctrica les aumente el salario a los celadores de línea.

Regresa a la portada