Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Jueza Swain no concede tiempo adicional para demandar a los bonistas

Por Osman Pérez Méndez / [email protected] 04/24/2019 |01:06 p.m.
La vista continúa en la tarde, cuando se espera se atiendan otros asuntos de relevancia. (Archivo)  
La acción se dio dentro del primer día de audiencia general hoy, miércoles, que también incluía la batalla por la legalidad de unos $6,000 millones de deuda emitida.

La jueza Laura Taylor Swain desestimó un pedido de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para conceder tiempo adicional para poder radicar demandas de recobro de pagos de intereses y principal a ciertos grupos de bonistas, explicando que entendía que la corte carecía de jurisdicción para atender tal pedido. Además, indicó al abogado del Comité de Reclamaciones Especiales de la JSF, Edward S. Weisfelner, del bufete Brown Rudnick, que los argumentos de su cliente para concederle tiempo adicional no le convencían. 

La acción se dio dentro del primer día de audiencia general hoy, miércoles, que también incluía la batalla por la legalidad de unos $6,000 millones de deuda emitida.

La millonaria suma estuvo en el centro de la discusión, además de otros asuntos relacionados al proceso de restructuración de la deuda de Puerto Rico bajo las disposiciones de la Ley federal Promesa.

De esa forma, los representantes legales de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), el gobierno y diferentes grupos de bonistas, se enfrascaron en un debate en el que no faltaron hasta amenazas de complicar todo el proceso de negociación de la deuda.

Por otro lado, también se anunció que los proceso de negociaciones con bonistas, retirados y empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica marchan de manera “muy prometedora” y se podría anunciar un acuerdo tan pronto como en una semana.

Asimismo, el abogado de la JSF, Martin Bienenstock, informó que el proceso para privatizar parte de la AEE podría completarse antes de mediados de 2020.

Bienenstock también informó que se estaba negociando un acuerdo con el plan de retiro de la rama judicial a través de los mediadores de la corte.

Por otro lado, los representantes de varios grupos, entre ellos del Comité de Acreedores no Asegurados (UCC, en inglés) y del Grupo de Bonistas de Obligaciones Generales (GO, en inglés), argumentaron en sobre la acción emprendida por la JSF en busca de invalidar $6,000 millones en bonos.

Mark Stancil, del grupo de GO, indicó que con esa impugnación se buscaba destruir a un grupo de bonistas para salvar a otros. Indicó que no consideran que los bonos en disputa fuesen un fraude.

Como parte de esa disputa, se cuestionó por qué se limitaba el pedido de invalidación a $6,000 millones, cuando podía abarcar una cifra similar que también se emitió para fechas similares bajo otras características. Asimismo, se sugirió que al eliminar ese grupo de bonistas podrían terminar arrastrando como perjudicados a muchos otros, y entrando en extensos pleitos legales.

La vista continúa en la tarde, cuando se espera se atiendan otros asuntos de relevancia.

Regresa a la portada