Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Lanzan campaña para exclusión de pleito de clase contra el Colegio de Abogados

02/07/2011 |03:47 p.m.
Los licenciados María de Lourdes Santiago, Luis Vega Ramos, Aníbal Vega Borges y Charlie Hernández estuvieron presentes en la conferencia. (Primera Hora)  
Los letrados expusieron que el beneficio que recibirían y al que tendrían que renunciar “es nada” comparado con la encrucijada que enfrentan: la vida de la institución.

Un grupo multi ideológico de abogados hizo hoy un llamamiento a sus colegas para que envíen con urgencia una petición de exclusión que lee: “No quiero ser parte de la Clase con Derecho a Resarcimiento en Brown v. Colegio de Abogados”.

Este grupo tuvo de portavoces a la independentista María de Lourdes Santiago, al estadoista Aníba Vega Borges y a los estadolibristas Luis Vega Ramos y Charlie Hernández.

Estos políticos, afiliados al Colegio de Abogados de Puerto Rico, institución fundada hace l78 años, hizo un llamamiento urgente a los cerca de 13 mil togados  incluidos en un  pleito de clase federal para que se excluyan del pleito legal.

El Colegio de Abogados tiene hasta el 26 de febrero próximo, para intentar salvar la institución, de lo contrario, la sede de los togados en Miramar, Santurce, un sector de San Juan, será puesta en subasta.

La intención de la subasta es para recaudar dinero para resarcir a los abogados incluidos en la demanda porque  un grupo de abogados impugnó que se les haya descontado dinero de sus cuotas para pagar una póliza de vida que beneficiaba a los familiares de cualquier abogado que falleciera.

La sentencia impuesta  por el juez federal en San Juan, Jaime Pieras, ordena el pago de $4.1 millones  a los abogados colegiados y fue ratificada por el Tribunal del Circuito de Apelaciones en Boston.

Pieras impuso una mordaza a los directivos del Colegio, prohibiéndoles   comunicarse con los socios “beneficiados” por la sentencia, que se estiman en 13 mil, lo que les impide solicitar a  los abogados que renuncien  al beneficio que a lo máximo no pasa de $350.

“La primera legislación que aprobó la mayoría en la Legislatura perseguía socavar el Colegio de Abogados. Ahora es el Tribunal Federal el que lo desea socavar”, dijo el abogado y alcalde Toa Baja, Aníba Vega Borges.

“Se equivocaron  porque hay muchos abogados  estadoistas que quieren al Colegio y creen y respetan la institución. Tenemos que dar un paso moral y valiente. Aquí se cobró una cuota y se pagó un seguro compulsorio y muchos familiares de abogados fallecidos se beneficiaron. En este sentido, ésto va dirigido una vez más a socavar la institución”, dijo Vega Borges, afiliado al gubernamental Partido Nuevo Progresista.

¿Tiene muchos colegas con su misma ideología que piensan como usted?, preguntó Primera Hora.

“Hay muchos colegiados y correligionarios míos que creen en el Colegio y dejan en la verja la política en defensa de las ideas y el servicio social que presta la institución”, apuntó el Alcalde.

“Nos metieron en una clase sin preguntarnos”, comentó por su parte Vega Ramos.

“Han amordazado al Colegio de tal forma que no se pueden comunicar ni con los colegiados”, dramatizó la líder pipiola Santiago.

Hernández, por su parte, señaló que nadie en el Colegio se lucró del seguro de vida que cubría a los miembros.

“Lo que está en discusión no es el beneficio de nadie.  De lo que se trata es   del beneficio pecuniario de unos colegiados que tuvieron la oportunidad de descolegiarse y  ahora dicen: 'Vamos a matar al Colegio”, aseveró.

Hernández agregó que  que “ los abogados que deseen ser excluidos para salvar al Colegio” , tienen que enviar el documento de exclusión de la clase disponible en la página web: www.yonosoydelaclase.com.

Los letrados expusieron que el beneficio que recibirían y al que tendrían que renunciar “es nada” comparado con la encrucijada que enfrentan: la vida de la institución.

Según el estimado que ofreció Vega Ramos, el abogado que más recibiría de los $4.1, sería $350. Los abogados que ingresaron al Colegio en el 2002, recibirían $22.00; los del 2003,  $83.69; a  los del  2004 le tocarían $73.20;  a los  del 2005 la cantidad de  $78.69;  y a  los del 2006, unos  $78.