Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Lornna Soto juramenta como alcaldesa de Canóvanas

Por Agustín Criollo Oquero 07/01/2014 |07:42 p.m.
Acompañada por su padre y exalcalde de dicho municipio, José "Chemo" Soto, llegó hasta la Plaza de Recreo para asumir el cargo.
"Tendremos un Canóvanas de progreso, porque si ustedes progresan, Canóvanas progresa", aseguró Lornna Soto Villanueva, la nueva primera ejecutiva. ([email protected])  

Canóvanas. Durante su juramentación como la primera alcaldesa de este municipio, Lornna Soto Villanueva se distanció de la controversia y aseguró que acataría cualquier regulación estipulada por ley, en clara referencia a Ley 69-2014, que regula los aumentos salariales de los alcaldes.

“Estaremos reduciendo 7% de los sueldos de todos los empleados de confianza y, como el ejemplo empieza por mí, la medida incluirá una reducción de mi sueldo como alcaldesa”, dijo durante su discurso de aceptación del cargo que comenzará a ejercer oficialmente desde este miércoles.

“Esta reducción la haré cumpliendo con todas las leyes vigentes aplicables, como siempre lo he hecho”, añadió.

Soto Villanueva fue más allá y aplaudió la medida convertida en ley por el Gobernador el martes pasado.

“Por fin la Legislatura del ELA hace una ley con razonamiento y con empeño. Aplaudo dicha ley que establecerá los sueldos de los alcaldes”, dijo.

La recién juramentada alcaldesa es la primera afectada por la nueva ley que fija escalas de sueldo y establecer cómo y cuándo se aplican los aumentos salariales a estos funcionarios.


Según se explicó, su padre, el alcalde saliente de Canóvanas, José “Chemo” Soto, devengaba un salario mensual de $9,400. Con la nueva ley, Soto Villanueva devengará un sueldo de $6,500 mensuales.

Grandes planes

Soto Villanueva aprovechó su discurso para anunciar tres proyectos de envergadura que se propone realizar durante su mandato.

“Quiero que mi gente tenga un hospital terciario y en especial una sala de partos para que nuestros niños nazcan aquí, es por eso que ya comencé el diseño conceptual para lograrlo”, aseguró la alcaldesa.

“Estableceremos también un Wellness Medical Center para las personas de la tercera edad y un hogar para niños y mujeres víctimas de violencia porque ellos merecen todo nuestro esfuerzo”, añadió.

Soto Villanueva se comprometió a trabajar con “pasión y efectividad”  para continuar la labor de desarrollo que comenzó su padre y que aseguró continuará con dedicación.

 

lornna soto en la política
1/11
cor

Lornna Soto, la hija del ahora ex alcalde de Canóvanas, José "Chemo" Soto, cuando anunciaba su candidatura por el municipio de Carolina en 2003.

El ex gobernador Pedro Rosselló, en momento en funciones como senador por el municipio de Arecibo, abraza a Soto durante la sesión en 2004.

Sus compañeros y amistades en la Cámara Alta han estado rodeados de controversias. Entre ellos, Jorge de Castro Font, compartiendo aquí con la ex senadora en 2005.

Siempre ocupada - Durante sus labores legislativas, Soto se mantenía observando, retando y, a veces, hasta hablando por dos teléfonos a la misma vez.

Soto se ha reconocido por destemplarse durante los debates. En una sesión del 2005 se captó esta imagen en la que se desbocaba a gritos.

En el 2006, en plena sesión, Soto y su compañero de banca, José González, le gritaban a Orlando Parga, quien fungía como presidente en la asamblea.

Durante el mismo año, la ex senadora se mantenía en comunicación constante con sus correligionarios. En la foto, junto a De Castro Font -sentado- y Roberto Arango.

¡Los mingos! Soto y el ex senador Héctor Martínez no eran solo compañeros en la Legislatura, sino que son amigos personales.

La amistad con Martínez es tan sólida que fue incondicional y lo apoyó en el proceso federal que enfrentó por cargos de obstrucción a la justicia.

Cuando todavía eran senadores: Soto y Alejandro García Padilla hablan durante la sesión. Tres años después, en 2012, el segundo se convertiría en Gobernador.

Censura a la prensa. En 2010, se prohibió a los fotoperiodistas entrar al palco de prensa de la Cámara Alta y, al ser abordada por estos, Soto contestó... con un rotundo silencio.