Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Movida estratégica de la Junta del Instituto de Estadística para no ser demandados

Por José Karlo Pagán 01/31/2019 |06:14 p.m.
(Archivo)  
Aprobaron una resolución que hizo que se desestimara un pleito en contra de sus miembros.

La demanda sobre la validez de los nombramientos de tres miembros de la Junta de Directores del Instituto de Estadística será desestimada tras una movida estratégica del ente rector que dirige la agencia.

Y es que la Junta de Directores aprobó el miércoles una resolución en la que obligan al Instituto de Estadística a desestimar la demanda contra sus miembros: el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy; el exvicepresidente de la Junta de Directores de la Corporación para la Difusión Pública (WIPR), Alex López Echegaray; y el contador público autorizado Harry Santiago.

Así se lo explicó a Primera Hora el licenciado Frank Torres Viada, quien estuvo presente en la sala 904 del Tribunal de Primera Instancia de San Juan y funge como abogado del suspendido director ejecutivo del Instituto, Mario Marazzi.

“Ahora lo que se espera es que en los próximos días el Instituto desista de la demanda”, sostuvo.

Para que se complete la acción solo faltaría –según el acuerdo entre las partes y el juez Anthony Cuevas Ramos– que el director interino del Instituto, Orville Disdier, envíe la directriz.

Una vez se realice el procedimiento, Estadística acataría la moción y optaría por no intentar revocar a los tres miembros.

Primera Hora supo que tanto Disdier como los abogados de la agencia desconocían de la moción aprobada por la Junta ya que nunca fueron informados de la decisión.

En los planteamientos iniciales, los abogados del Instituto sostenían que Santiago, al ser contador, no posee la capacidad necesaria en economía o estadística para pertenecer a la Junta.

Asimismo, estipulaban que el nombramiento de Laboy –por parte del gobernador Ricardo Rosselló– como representante del gobierno era ilegítimo porque López Echegaray ya ocupaba esa posición.

La Ley del Instituto establece que la Junta de Directores estará compuesta por seis miembros y un funcionario del gobierno. Tras el nombramiento de Laboy, López Echegaray renunció a su puesto de vicepresidente de WIPR.

“Con esta decisión, la única acción judicial que persiste, que sobrevive, es la que presentó Marazzi y que fue citada para el 7 de febrero”, sostuvo Torres Viada.

El exdirector del Instituto demandó a la Junta y al gobernador Ricardo Rosselló por entender que su despido fue concretado por un ente que está ilegalmente constituido.

Marrazi fue suspendido el miércoles de sus funciones, pero no de sueldo, en medio de un escándalo por una orden de protección que solicitó su exesposa y que está siendo evaluada por el Tribunal de Apelaciones.

Primera Hora intentó tener una reacción de Mariana Hernández, aboga del Instituto, pero declinó dar expresiones. También intentó tener copia de la resolución de la Junta, pero Marcos Verdejo, asistente administrativo, indicó que no la habían recibido.

Regresa a la portada