Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Necesarias todas las estrategias disponibles

Por Femmy Irizarry Álvarez 11/28/2018 |11:45 p.m.
Vital coordinar orientaciones a mujeres en situaciones de peligro, a victimarios y la comunidad general
La doctora Rebecca Ward, directora del CAVV, resaltó que es preocupante el patrón de aumento de violencia contra la mujer. (Archivo)  

La directora del Centro de Ayuda a Víctimas de Violencia Sexual (CAVV) del Departamento de Salud (DS), la doctora Rebecca Ward, dijo que urge “activar todos los mecanismos de ayuda inmediata y las estrategias que se conocen que funcionan para prevenir la violencia de género”.

Ward aceptó que la muerte de 23 mujeres a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año “es una situación alarmante en términos de la magnitud del problema… Aunque ha habido otros momentos en el pasado de alta incidencia… ha habido un aumento significativo en comparación con el año anterior”.

Una de esas estrategias es “seguir divulgando las líneas de ayuda y de emergencias. Desde el CAVV coordinamos una alianza de líneas de ayuda que incluyen: el Sistema de Emergencias 9-1-1,  la Procuraduría de las Mujeres, la Policía, el Departamento de la Familia, la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca), y estos son recursos de ayuda inmediata en situaciones de crisis”.

En el caso de las víctimas de violación, el CAVV tiene la línea 787-765-2285, que funciona para intervenciones en crisis, referidos, orientación y coordinación de servicios de emergencia. “Por ejemplo, si hay una víctima que está en riesgo su vida se le puede coordinar servicio de albergue o movilizar la Policía o el servicio que necesite en el momento”, mencionó Ward.

Recordó que si el peligro es inminente, la llamada debe ser al 9-1-1, pero si la víctima de agresión sexual o violencia doméstica enfrenta una situación donde “la violencia está escalando y la persona tiene miedo por su vida, o simplemente está angustiada, preocupada, puede comunicarse con unas de nuestras consejeras, en cualquier momento…”.

Ward indicó que los ofensores también podrían utilizar la línea de Assmca. “Las personas que están deprimidas, que están con pensamientos de hostilidad, de hacerle daño a otras personas o así mismos, pueden utilizar esta línea de manera preventiva para tratar de impedir que sigan ocurriendo  estos casos”.

La línea de Primera Ayuda Psicosocial (Pas) es el 1-800-981-0023.  Ward insistió en que “hay que activar estrategias de inmediato, y a mediano y largo plazo para poder atajar esta situación”.

Mencionó que es importante que las víctimas “se sientan apoyadas, que sepan que no están solas; que se sientan entendidas”.

En cuanto a los victimarios, dijo que “hay grupos de apoyo para los hombres… para discutir el tema de la masculinidad, que es un problema social, que no es individual; es un problema que se promueve socialmente y a veces las personas llegan a estas conductas validadas, y cuando llega una tragedia no se explican cómo es que llegaron ahí”, sostuvo.

Precisamente mañana el CAVV auspicia el Cine Foro: Las Mariposas, en  conmemoración del Día Internacional de No Más Violencia contra las Mujeres. Inicia a las 9:00 a.m., en el Teatro Haydeé Fuxench de San Miguel, en el Departamento de Estado.

El propósito es fomentar “la discusión entre todos sectores para conseguir alternativas al problema”. 

Regresa a la portada