Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

No cala el mensaje económico de Fortuño

04/25/2012 |
Un grupo de ciudanados analizó el mensaje de Fortuño. De izq. a der., Laylanie Ruiz , Enrique Cárdenas y la licenciada Julizzette Colón.  (Para Primera Hora / Rafael Pichardo)  
El mandatario hizo hincapié en su mensaje en que durante cuatro años consecutivos logró un presupuesto balanceado entre ingresos y gastos.

Primero fueron suspiros, luego cejas levantadas, una que otra risa sarcástica y, más adelante, movimientos de negación con la cabeza acompañados de anécdotas e indignación.

Las reacciones de varios ciudadanos –con diferentes trasfondos y realidades reunidos en Primera Hora– al último mensaje del cuatrienio del gobernador Luis G. Fortuño no llevaban reflejadas la esperanza y sueños de los que éste habló ante una Cámara de Representantes llena de funcionarios y legisladores.

Fortuño presentó un presupuesto de $9,082 millones para el año fiscal 2013 que empieza el 1 de julio.

El mandatario hizo hincapié en que durante cuatro años consecutivos logró un presupuesto balanceado entre ingresos y gastos.

Aseguró que sus prioridades esta vez son la educación, la salud y la seguridad pública y en esa dirección presentó sus propuestas principales, tales como asegurar que los estudiantes de escuela pública sean completamente bilingües en 10 años, agregar 50,000 nuevos beneficiarios al plan médico público Mi Salud y aumentar el presupuesto de la Policía.

Ni ésas ni el resto de las promesas parecieron calar en un estudiante universitario ni en una abogada experta en redes sociales ni en una bióloga cesanteada del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) por Ley 7.

Este grupo le dio un promedio de F al mensaje del Primer Ejecutivo al no encontrar propuestas que más allá de sus sueños, atendieran sus necesidades reales, según coincidieron.

Indignada

Laylanie Ruiz Colón, quien lleva más de dos años sin conseguir trabajo en su especialidad y ahora se dedica parcialmente a vender frituras, dijo molesta que no entendía cómo Fortuño se refirió al pueblo como “hermanos puertorriqueños” cuando su administración “maltrató a mujeres, ancianos, trabajadores y comunidades pobres”.

Después de una breve reflexión expresó que sí creía que en Puerto Rico hay suficientes fondos, pero entiende que están mal repartidos.

Cuando único sintió que Fortuño “le habló”, fue cuando llamó “cínicos” a los que no creen que la situación económica del país está mejorando gracias a su buena administración.

“Pues ¡que vivamos los cínicos!...Si tuviera que elegir lo que me gustó del mensaje, te diría que ¡es el último de Fortuño! Yo exhorto a los puertorriqueños a que aprovechen estas elecciones porque hay una oportunidad histórica de, por primera vez, castigar a varios partidos de una vez: a los azules, a los rojos y también a los verdes que vieron, callaron y otorgaron. A los rojos porque tenían el poder de detener mediante la vía judicial los despidos por Ley 7 y no lo hicieron, y a los azules que se han llenado los bolsillos con contratos que no benefician más que a ellos”, dijo desahogándose casi sin respirar.

Ruiz Colón, residente del barrio Boca de Barceloneta, también criticó duramente el plan de control de inundaciones anunciado por el Gobernador y dijo que su comunidad es el vivo ejemplo de que esos proyectos no han sido efectivos, aunque ya se ha desembolsado millones de dólares en ellos.

Le sorprendió que no se le asignara dinero al Hospital Oncológico y que Fortuño prometiera ciudadanos bilingües, aunque recortó los centros que funcionaban en las escuelas para atender problemas motores en los menores.

Del 1 al 10, dijo que el mensaje merecía un 3.

Juego político

A Enrique Cárdenas, estudiante de segundo año de ciencias políticas en la Universidad de Puerto Rico, le llamó la atención cómo para Fortuño todo está en vías de arreglo a sólo unos meses para la elección, cuando en su apreciación la realidad del país está alejada de eso.

A su juicio, la asignación de $52.2 millones para la UPR es apenas “una curita para tapar una herida bien profunda” ya que esta administración le quitó anteriormente $300 millones al primer centro educativo del país.

Tampoco le gustó que no incluyera los planes de desarrollo en comunidades como los pueblos cercanos a Roosevelt Roads.

Su puntuación fue de 0.

Sabor a decepción

Julizzette Colón, abogada y analista de redes sociales, no tenía prácticamente ninguna expectativa ante los anuncios de Fortuño, pero tampoco esperaba “que era tanta la decepción que me iba a dejar porque pensé que, de cara a las elecciones, alguna esperanza iba a transmitir y, aunque habló de los sueños, no me generó confianza”.

Colón, quien analiza el comportamiento en redes sociales, destacó que hubo mucho intercambio de información, dirigido a rebatir lo que decía el mandatario en asuntos como la recuperación económica.

Mientras, las frases como la de no rendirse, siente que le explotaron en contra al Gobernador por la poca credibilidad que tiene.

La abogada dijo estar sorprendida de que Fortuño “verdaderamente cree que ha salvado al país”, mientras que le “decepcionó” ver a los funcionarios “aplaudir como focas... y teniendo muy poco juicio crítico, entiendo yo”.