Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Oscar López Rivera ya está en su tierra

Por Primerahora.com 02/09/2017 |04:35 p.m.
Rivera aterrizó en un avión de la línea American Airlines, en el vuelo 783 proveniente de Carolina del Norte, pasadas las 4:30 de la tarde. (Para Primera Hora / Alfredo Rolón)  
Antes de que fuera indultado, López Rivera pasó más de 18 años en el complejo correccional Terre Haute.

Oscar López Rivera pisó en la tarde de este jueves la tierra de la que ha estado ausente por 35 años, Puerto Rico, tras ser condenado y sumariado en una prisión federal y de la que finalmente salió al recibir el indulto por parte del expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama en enero.

Rivera aterrizó en un avión de la línea American Airlines, en el vuelo 783 proveniente de Carolina del Norte, pasadas las 4:30 de la tarde para trasladarse al hogar de su hija Clarissa, donde terminará su condena en arresto domiciliario.


Posteriormente, el exprisionero político fue trasladado a un apartamento de su hija Clarisa, en la calle Del Parque en Santurce.

En la vivienda, junto a López, se encuentra su abogada Jan Sussler, la alcadesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, y el congresista Luis Gutiérrez, entre otros. Al frente del edificio, hay varios agentes de seguridad en la calle.

Primera Hora observó la salida de una persona, que se cree es un funcionario federal y quién declinó hacer comentarios.

 
Llegada de Oscar López a Puerto Rico

Imágenes de la llegada del exprisonero político Oscar López Rivera a su llegada al aeropuerto Luis Muñoz Marín, en San Juan. (Para Primera Hora / Alfredo Rolón)

Un ayudante de la alcaldesa dijo a la prensa que en estos momentos López Rivera cumple con protocolos legales.

Antes de que fuera indultado, López Rivera pasó más de 18 años en el complejo correccional Terre Haute, un complejo penitenciario de alta seguridad que consiste en una penitenciaría de máxima seguridad, un instituto correccional federal de mediana seguridad y un campamento de baja seguridad, en Indiana. López estaba en mediana seguridad.

La noticia de que Oscar López Rivera sería trasladado hoy a Puerto Rico por el Negociado Federal de Prisiones tomó por sorpresa a sus familiares y amigos.

López Rivera, a quien se considera el último prisionero de la llamada Guerra Fría, ha cumplido 35 años en prisiones estadounidenses. 

En 1981 fue arrestado y posteriormente, convicto de conspiración sediciosa por sus vínculos con el grupo clandestino Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), que reclamó la autoría de decenas de atentados en EE.UU. que causaron seis muertos. 

Sin embargo, López Rivera nunca fue convicto por hacer daño a nadie.