Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Pedro Julio dice que perdieron por homofóbicos

Por Maritza Díaz Alcaide / [email protected] 06/10/2014 |03:43 p.m.
El líder del movimiento gay afirmó que Roberto Arango fue uno de los principales promotores de la homofobia senatorial y nunca se disculpó por ello. (Archivo)  
Le advierte al PNP que la base de ese partido no lo es

El activista gay Pedro Julio Serrano le achacó ayer a la homofobia la derrota de Roberto Arango, Kimmey Raschke como aspirantes a la presidencia del Partido Nuevo en San Juan y de Norman Ramírez, en contienda por  la presidencia de Cabo Rojo.

“La homofobia fue la causa de la derrota de tres candidatos principales: Roberto Arango, Kimmey Raschke y Norman Ramírez. El mensaje claro a los políticos: quien no legisla para todos, quien no lucha para todos, no puede ser candidato a nada”, dijo Serrano.

El líder del movimiento gay afirmó que  Arango fue uno de los principales promotores de la homofobia senatorial y nunca se disculpó por ello. “Ni aun saliendo del clóset pudo enmendar su daño. Además, atacó a otras comunidades. Cosechó lo que sembró”, sostuvo.

El portavoz de Puerto Rico Para Todos no había comentado sobre los resultados de las primarias del domingo, que coincidieron con la celebración de la  Parada de Orgullo LGBTT de Boquerón.

En esa última  actividad, según Serrano, participaron más de 40 mil, lo que marca un récord de asistencia.

“De Raschke no hay mucho que agregar, pues sabemos de su homofobia descarada y abierta. Ni Puerto Rico por la Familia, ni las huestes fundamentalistas pudieron salvarla. Y Ramírez fue el principal promotor de la infame Resolución 99 que atentaba contra las familias LGBTT y heterosexuales que conviven sin casarse. Este último perdió estrepitosamente la candidatura a alcalde de Cabo Rojo – uno de los pueblos más amistosos con la comunidad LGBTT. Por eso hacemos la Parada de Orgullo Boquerón allí”, añadió el líder de Puerto Rico para Todos.

“A los tres les advertí del costo de su homofobia. El tiempo me dio la razón. Los políticos penepés se han confundido… Se creen que su base es homofóbica y no es así. Los penepés piden – a gritos – líderes que luchen por la igualdad de su gente LGBTT con el mismo ímpetu que buscan la igualdad en otros lares. Espero que ahora lo entiendan y que no se les siga yendo la guagua… ¿verdad, Fortuño?”, concluyó el activista pro derechos humanos.