Poca información sobre traqueteo con los viejitos

Por Nydia Bauzá / [email protected] 05/15/2019 |11:45 p.m.
Andújar no precisó en qué etapa se encuentra la investigación. ([email protected])  
La secretaria de la Familia aseguró que no existe conflicto en que la agencia investigue a sus empleados

La secretaria del Departamento de la Familia, Glorimar Andújar Matos no soltó prenda hoy en una vista pública en el Senado sobre el curso de la investigación administrativa que lleva a cabo la agencia en contra de una de sus empleadas de confianza por vínculos con un alegado esquema de “venta de ancianos”.

“Sería irresponsable de mi parte establecer una posición hasta que no culmine la investigación. Estamos verificando la veracidad de los hechos alegados y una vez termine, estaremos en posición de decir si eso está ocurriendo o no”, dijo la funcionaria a la presidenta de la Comisión Bienestar Social y la Familia del Senado, Nayda Venegas Brown. La legisladora le preguntó a Andújar Matos si podría descartar las denuncias que trascendieron en un reportaje investigativo del programa de televisión (Jay y sus Rayos X, de Telemundo) de un supuesto esquema en el Departamento de la Familia en el cual empleados cobraban dinero por enviar adultos mayores a centros de cuidos.

Andújar no precisó en qué etapa se encuentra la investigación y se limitó a decir que la pesquisa gira en torno a una de sus empleadas de confianza, que está suspendida de empleo, pero no de sueldo. “Estamos especulando. Yo solamente tengo un nombre y se está investigando, esa persona era de mi equipo de familia”, dijo al ser cuestionada si el supuesto esquema incluía a otros empleados de la agencia. 

La secretaria dijo que las funciones que “ella (la empleada) estaba realizando en su puesto de confianza no tenían que ver con el alegado esquema”.

“Es parte de la investigación saber cuál es la verdad de los hechos, el conocer en qué fechas supuestamente sucedió y si fue durante su puesto de confianza o si estamos hablando de situaciones anteriores. La poca información que al momento tenemos apunta a que estamos hablando de situaciones anteriores a su puesto de confianza”, sostuvo Andújar. Añadió que antes de ser de su equipo de confianza la empleada laboraba en el área de adultos de la Administración de Familias y Niños (Adfan). 

La funcionaria dijo que no han tenido acceso a las tres personas que bajo confidencialidad hicieron las denuncias al programa de televisión y sostuvo que tuvo conocimiento del alegado esquema por la investigación del programa televisivo.

En el reportaje trascendió que una empleada del Departamento cobraba, en un principio, hasta $1,000, por ubicar a viejitos en, al menos, cuatro hogares de ancianos. Luego, les cobraba, a los hogares, $200 por la permanencia de cada viejito en los hogares.

A preguntas de la senadora Rossana López León, la secretaria rechazó que haya un conflicto ético ante el hecho de que la investigación sea conducida por el propio departamento. “Las agencias tienen la facultad de iniciar procesos administrativos y determinar si la persona imputada hizo hechos contrarios”, dijo al agregar que un abogado externo realiza la pesquisa.

“Ella (Andújar) no ve el conflicto. Yo entiendo que lo hay”, sostuvo López León.

Durante la vista pública, la directora del área de licenciamiento del Departamento de la Familia, Llelidza Santiago reconoció falta de personal, pues dijo que solo cuentan con 29 oficiales de licenciamiento para fiscalizar a todos los centros de cuido de personas de la tercera edad y atender querellas de maltrato institucional.

Santiago dijo a preguntas de la senadora López León, que a marzo de este año había unos 988 hogares de cuidado de ancianos licenciados y que los 29 empleados también tienen que realizar visitas a otros 67 centros de niños y centros de adultos. 

“El trabajo es mucho, pero están llamados a realizar su función”, argumentó Santiago, pero luego la funcionaria reconoció que los 29 oficiales de licenciamiento no son suficientes para llevar a cabo todo el trabajo.

“Sabemos que 29 personas no son suficientes para bregar con las querellas y al no tener suficiente personal podrían poner en riesgo a la población que sirven”, sostuvo la senadora popular.

Regresa a la portada