Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Renuncia el representante Luis Farinacci

01/19/2011 |10:23 a.m.
El Representante una vez más hoy negó ser un abusador, maltratante y haber golpeado a su esposa, o amenazado a su esposa o sus padres. (Primera Hora / Andre Kang)  
Minutos antes Farinacci había regresado al caucus y dijo que no renunciaría por que no estaban los votos para sacarlo de la Cámara.

Luis Farinacci Morales parecía tranquilo cuando llegó en la mañana de hoy al caucus popular   asegurando que no renunciaría. Poco a poco su semblante se fue transformando y a media mañana su rostro se desencajó,  cuando se enteró que estaban los votos para expulsarlo de la Cámara de Representantes.

“En reunión con mis abogados hemos tomado una determinación por el bien del Partido Popular Democrático (PPD) de renunciar”, dijo  tomando por sorpresa a muchos. Hizo el anuncio a la prensa en el pasillo frente a su oficina y después, se lo comunicó a sus compañeros de partido.

“Es injusta mi salida”, dijo leyendo de una libreta amarilla.

Farinacci entró al caucus del PPD y se había retirado a su oficina reafirmando su posición de siempre, que no había cometido ninguna falta ética ni la violencia doméstica que le imputa su esposa, de quien está separado. Insistió que no renunciaría porque no había los votos para sacarlo.

“No están los votos. No los tienen”, había dicho.

Después en desafío a la autoridad del portavoz y presidente del PPD, Héctor Ferrer, decidió dejar el cargo tras sostener un conference call con sus abogados y “con el verdadero líder del PPD, (el senador) Alejandro García Padilla.

Ferrer al llegar al Capitolio había dicho a la prensa que desde el lunes la delegación tenía los votos necesarios para completar la votación para expulsarlo de la Cámara. Se refirió al representante Jorge Colberg Toro y dijo que  otros legisladores como José (Pito) Torres y Lydia Méndez habían repensado su rechazo al informe de la Comisión de lo Jurídico y Ética.

Cuando se creía que la controversia había amainado, salió molesta del caucus la representante Carmen Yulín Cruz Soto insistiendo que se debía efectuar la votación en el hemiciclo para evitar lo que pasó con el ex representante Iván González Traverzo.

Cuando concluyó el caucus se evidenciaron las diferencias entre los bandos. Los legisladores que apoyaban a Farinacci salieron por su lado antes que el Portavoz.

Farinacci dijo que se defenderá  del caso de violencia doméstica en el que está pendiente de juicio y sostuvo que saldrá airoso. Tras presentar  su carta de renuncia a las 11:00 de la mañana, le acompañaban su padre, Edwin Farinacci y varios de sus hermanos y otros familiares, quienes se expresaron aliviados con la renuncia.
“La decisión correcta era salir... “Era lo mejor para él, para el país y para el Partido”, dijo García Padilla, en declaraciones a la prensa.

Dijo que las conversaciones entre ambos empezaron el martes en la noche y hoy en la mañana le pidió la dimisión.
La carta de renuncia fue leída y aceptada por el pleno de la Cámara. No obstante, la presidenta Jenniffer González,  advirtió que aunque tiene 15 días para arrepentirse, si hace lo mismo que  Rodríguez Traverzo, será expulsado el 7 de febrero.

González ordenó al Sargento de Armas a que sacara el nombre de Farinacci de su banca en el hemiciclo. “Hoy comienza el desalojo de su oficina y la transición de sus empleados”, sentenció.

En su carta, Farinacci dice que “respondo al consejo de dos personas a las cuales no puedo fallarles. El primero, es el verdadero líder del Partido Popular quien es Alejandro García Padilla. El segundo es mi abogado Pedro Ortiz Álvarez”. Negó que hubiera negociado su salida con un puesto. García Padilla lo negó también.

La Presidenta de la Cámara criticó a García Padilla porque siempre estuvo “mudo” sobre esta controversia hasta que ya estaba consumado el evento. Incluso, la legisladora mostró copia de una artículo de un periódico publicado en diciembre pasado en el que García Padilla sostiene que había que aguardar por el caso criminal.

"Esto es tratar de ganar indulgencias con camándulas ajenas. Después que están los votos, así cualquiera", declaró González.

“Hoy cuando ya no se buscan los votos y cuando la expulsión es inminente (García Padilla) se adjudicó el logro. En la calle eso se conoce como vela güira”, dijo González.

Ferrer no quiso comentar sobre “la intervención” de García Padilla en el asunto. “No voy a crear ningún tipo de animosidad. Seguiremos trabajando juntos”, dijo el líder popular.