Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

"Trascendental" el anuncio de Obama y Castro

Por Sara Del Valle Hernández 12/17/2014 |08:10 p.m.
Julio Muriente (Archivo)  
Para el profesor universitario Julio Muriente, la decisión que tomó Obama responde a presiones que hay al interior de Estados Unidos, “particularmente de carácter económico”.

El presidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), Julio Muriente, catalogó como “trascendental” el anuncio que hicieron este miércoles los presidentes de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro, respectivamente, en torno al inicio del proceso para restablecer relaciones diplomáticas luego de 53 años de distanciamiento.

“Esto es algo trascendental. Hemos sido testigos de un hecho histórico. Creo que en su fondo es una admisión del carácter irreversible de la revolución cubana 55 años después y del fracaso del bloqueo económico y del hostigamiento de la revolución como proceso social”, sostuvo Muriente este miércoles antes de participar en una actividad de rendición de cuentas del Departamento de Estado.

Para el profesor universitario, la decisión que tomó Obama responde a presiones que hay al interior de Estados Unidos, “particularmente de carácter económico”.

“¿Por qué? Porque Cuba es una gran plaza, es un gran mercado que debido al bloqueo económico y a la ausencia de relaciones, todo el mundo en el campo capitalista se ha beneficiado. Particularmente los socios de Estados Unidos: Francia, Inglaterra, Alemania, Japón, Canadá, México… Todo el mundo mantiene relaciones con Cuba, menos Estados Unidos”, expuso Muriente, quien agregó que en Estados Unidos hay un reclamo para que se abra un espacio para el intercambio comercial.

Sobre este particular el dirigente independentista recordó que bajo la administración de George Bush, hijo, se abrió una ventana para que Cuba pudiera comerciar alimentos con agricultores estadounidenses bajo la condición de que las compras se hicieran en efectivo. Esto provocó que los comerciantes se dieran cuenta del gran negocio que representaba para ellos poder tener esta vía comercial abierta.

“Estamos hablando de cientos de millones de dólares. Cifra que es mayor cada año. Oye, los agricultores estadounidenses, que son profundamente conservadores y anticomunistas, están fascinados con Cuba como cliente porque es buena paga, porque compra cantidades, porque es responsable… Desde su anticomunismo y desde su posición burguesa, son esos los primeros que le dicen al gobierno de Estados Unidos: ‘Basta ya’. Mientras Europa entera se beneficia, nosotros nos quedamos mirando”, acotó.

Por último, Muriente entiende que las relaciones diplomáticas entre ambos países se normalizarán por completo próximamente y señaló que este anuncio es política de estado, lo que significa que no será una determinación que pueda ser cambiada en unos meses. “Es anticipable una solución. Incluso esta decisión, Obama la toma habiendo consultado previamente con sectores del Partido Republicano. Tampoco él es tan tonto en política como para lanzarse a una decisión que sea revertida de aquí a unos meses. Estamos hablando de una decisión demasiado importante como para que se improvise”, dijo.