Los múltiples sombreros del nominado secretario de Estado, Omar Marrero Díaz, también jefe de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF), dominaron hoy el maratónico interrogatorio en las vistas de confirmación del designado funcionario ante la Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes.

Marrero Díaz, quien reconoció que ha visitado las oficinas de legisladores de todos los partidos en busca de ser confirmado a la silla en el Departamento de Estado, dejó la puerta abierta a permanecer también al frente de la AAFAF hasta que culmine el cuatrienio.

“Eso lo he discutido con el gobernador (Pedro Pierlusi) y con distintos compañeros”, dijo el nominado cuando el presidente de la Comisión de Gobierno de la Cámara, Jesús Manuel Ortiz le preguntó si es posible que continúe desempeñándose de forma simultánea en ambas posiciones hasta el 2024. El nombramiento de Secretario de Estado por disposición constitucional, requiere el aval de Cámara y Senado. No se ha precisado cuándo el nombramiento será evaluado en el Senado.

“El proceso de reestructuración de la deuda, tanto del gobierno central como de las corporaciones públicas está en unas etapas bastante adelantadas. No quisiéramos que ese proceso que hemos tenido se descarrile y pueda afectar lo que es la salida de la Junta de Supervisión Fiscal (JFS). Si algo les puedo asegurar es que cuando entré a AAFAF en agosto de 2019 esa ha sido la meta, terminar con la Junta, terminar la quiebra y recuperar la autonomía fiscal. Entendemos, incluyéndome, que cualquier cambio en la jefatura de AAFAF pudiera incidir en lo que sería ese proceso y en el desembolso fondos federales por el COVID-19”, sostuvo el abogado corporativo de profesión.

Dijo que favorece que se devuelvan a la Legislatura los poderes que le fueron transferidos a la AAFAF mediante una ley durante la administración de Ricardo Rosselló, pero cuando termine la emergencia fiscal. “Cuando logremos acceso a mercados a tasas razonables y se logren cuatro presupuestos balanceados”, sostuvo Marrero Díaz.

El representante Ortiz confrontó a Marrero Díaz con informes de la Oficina de Contabilidad General de Estados Unidos (GAO en inglés) que ponen en entredicho la gestión del COR 3 para manejar los fondos federales de la reconstrucción de Puerto Rico tras el paso del huracán María. Marrero Díaz, quien dirigió el COR 3 de 2017 a 2019, discrepó de los informes y responsabilizó a FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Desastres) por el retraso en el desembolso de los fondos.

También fue cuestionado por los contratos de LUMA Energy y HMS Ferries y rechazó que se trate de procesos de privatización. “Son una concesión”, reclamó Marrero Díaz.

Fuera de la vista pública, en un aparte con periodistas, el representante Ortiz no dijo si rendirá un informe a favor o en contra de la confirmación de Marrero Díaz. No descartó someter un informe sin recomendación.

“Vamos a trabajar en un informe que sea justo y que presente lo que sucedió aquí hoy. Creo firmemente en que esta es una determinación que tiene que tomar cada legislador. Yo voy a retratar lo que ha sido la vista de hoy en ese informe y cada legislador llegue a sus conclusiones y tome su determinación”, indicó Ortiz.

Dijo que le preocupa la dualidad de sombreros. “El hecho de que sea el gobernador interino, el secretario de Estado y a la misma vez el director de AAFAF, sin duda concentra un poder en esa figura que a mí no me gusta. Es una determinación del gobernador al final del camino, pero me parece que es una concentración de poder demasiado amplia dado el hecho a que a AAFAF en los últimos años se le han otorgado poderes adicionales a los que tenía cuando se creó”, sostuvo el legislador popular.

A su llegada al Salón Audiencias 1, acompañado por familiares y otros funcionarios de AAFAF, el nominado reconoció -en entrevista con periodistas- que enfrenta votos en contra de su confirmación y pidió que se le evalúe por sus ejecutorias.

“Creo que todos tienen sus opiniones. No hay mejor récord que el valor de las ejecutorias de este servidor”, dijo Marrero Díaz, quien fungía hoy como gobernador interino, pues el gobernador Pedro Pierluisi se encuentra de viaje.

“Reconozco que hay algunos representantes que han dicho que votarán en contra mío. Para que sepa el pueblo que con ellos fue los primeros que me reuní”, sostuvo. Dijo en específico que se reunió con el representante popular Luis Raúl Torres y con la representante del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Marna Nogales Molinelli. Indicó que primero se reunió con el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández.

“Reconozco que puede haber preocupaciones y que en una democracia no todo el mundo va a estar de acuerdo con la nominación de este servidor, pero quiero que se me evalúe por mis ejecutorias y por el compromiso con Puerto Rico”, sostuvo Marrero Díaz.

La vista de confirmación se prolongó durante todo el día. En el público había varios alcaldes novoprogresistas, entre ellos, el de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz y el de Guaynabo, Ángel Pérez.