La Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico le dio la bienvenida a la decisión del Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Primer Circuito, que reafirma la desestimación de una acción legal presentada por el exgobernador Ricardo Rosselló, que retaba la autoridad de la Junta sobre el presupuesto del Gobierno de Puerto Rico.

El Tribunal de Apelaciones determinó que el Gobierno de Puerto Rico no puede reprogramar fondos sin la autorización expresa de la Junta de Supervisión. “En síntesis, el Tribunal de Distrito concluyó que la subsección 202 (e)(4)(C) precluye al gobierno territorial de reprogramar fondos provenientes de años fiscales anteriores, excepto en la medida que tal reasignación de gastos se autorice en un presupuesto subsiguiente aprobado por la Junta.

Asimismo, cualquier ley de Puerto Rico que solicite lo contrario, también quedará precluida por virtud de la Sección 4 de PROMESA”, lee la decisión del Tribunal de Apelaciones.

“Estamos agradecidos por la decisión del tribunal y esperamos continuar trabajando hacia mayor responsabilidad fiscal, transparencia y disciplina en el gasto público”, indicó en declaraciones escritas el presidente de la Junta de Supervisión, José Carrión.