El Departamento de Salud informó esta noche que cerraron una barra clandestina que ubicaba en una residencia sobre el negocio El Ensayo, en Río Piedras, y en la que había 70 personas en violación a la Orden Ejecutiva que busca minimizar los contagios de COVID-19 en Puerto Rico.

Según indicó el director de la Oficina de Investigaciones de la agencia sanitaria, Jesús Hernández, funcionarios salubristas y de la policía municipal de San Juan intervinieron el lugar y encontraron a los comensales encerrados, a altas horas de la madrugada, ingiriendo alcohol y sin seguir las reglas de distanciamiento físico.

“Estaban violando todas las disposiciones de la orden ejecutiva, incluyendo el uso de las mascarillas y el consumo de bebidas alcohólicas, fuera de la hora establecida”, señaló Hernández en declaraciones escritas.

Además, al propietario del lugar le emitieron multas. El funcionario adelantó que, tras consultar con las autoridades estatales, también se enfrentan a la posible radicación de cargos criminales.

El propietarios de El Ensayo Café-Teateo-Bar, Ricardo Magriñá, le indicó a Primera Hora que los hechos ocurridos no están relacionados con su local.

“La intervención ocurrió en la residencia que se encuentra sobre mi negocio donde había una actividad privada que nada tenía que ver con la operación de mi establecimiento. En El Ensayo obedecemos las disposiciones de las órdenes ejecutivas y operamos en horario de 5pm a 9:30pm todos los días”, manifestó por escrito.

Por otro lado, Salud también ordenó el cierre del establecimiento Brisas BBQ, ubicado en el barrio Collores, en Las Piedras, tras las autoridades encontrar aglomeración de personas, además de no exigir el uso de mascarillas por parte de los comensales y la dispensa de bebidas alcohólicas, en la barra, fuera de las horas estipuladas.

En el mismo municipio, otro establecimiento conocido como el Motel Girasol, fue multado por venta de bebidas alcohólicas fuera del horario establecido. Asimismo: Tijuana Bar & Grill, en el Caribbean Shopping Center; Las 7 Potencias, en el barrio Montones; y Qué Barbaridad, en la carretera PR-921, también fueron multados por violación a la orden ejecutiva en cuanto al uso de las mascarillas y el distanciamiento físico.

“Vamos a continuar con las intervenciones en los establecimientos que no estén cumpliendo con la orden ejecutiva. Esto es un asunto muy serio, porque cada una de las violaciones representa un riesgo para la salud de los ciudadanos”, insistió el funcionario.

Hernández aprovechó la oportunidad para agradecer el apoyo, ayuda y colaboración de la policía municipal de Las Piedras.

Más cierres y multas

Sin embargo, estos no han sido los únicos casos. Durante la noche del jueves, personal de la Oficina de Investigaciones ordenó el cierre de un establecimiento en Cataño y emitió multas en negocios de Bayamón y Toa Baja, por las mismas razones.

“Ordenamos el cierre de Storm Riders Taverna, en el barrio Palmas en Cataño, por no contar con las licencias para la venta de alcohol, incumplir con el uso de mascarillas y venta de bebidas alcohólicas, fuera de las horas establecidas. En la intervención, los dueños describieron el establecimiento como un club de motoras; sin embargo, en el interior del local, se observó una caja registradora y la venta de bebidas alcohólicas. También se encontró un cuarto de tatuajes con jeringuillas, tintas, diseños y sillas utilizadas para la realización de tatuajes, cuando el negocio no contaba con licencias sanitarias para esos fines”, apuntó Hernández.

Otros de los negocios multados el jueves fueron: el Hotel La Rueda, en Bayamón; así como Crazy Wise Wings y Chinin Tripletas, en Toa Baja.

Mientras, el Motel Villa Borinquen en Toa Baja; así como Guacamole y A la Leña, en Las Piedras, fueron de los establecimientos inspeccionados que evidenciaron que cumplieron con la orden ejecutiva y los reglamentos del Departamento de Salud.

Toda persona que tenga información sobre el incumplimiento de establecimientos en las medidas de distanciamiento social, aglomeración de personas, uso de mascarillas, facilidades para el lavado de manos o cualquier otra situación que ponga en peligro la seguridad de los empleados o visitantes, puede escribir al correo electrónico [email protected].

“La información recibida será de manera confidencial y manejada por personal capacitado para atender dichas situaciones responsablemente”, aseguró Hernández.