Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Tremendo dolor de cabeza cobrarle a Hacienda

Por Frances Rosario / [email protected] 12/16/2018 |11:45 p.m.
Primera Hora lleva casi dos semanas solicitando entrevista e información sobre los reintegros adeudados a los contribuyentes, pero hasta el momento no se ha concedido. (Archivo)  
Contribuyentes pasan “las de Caín” cuando la agencia les debe dinero.

Cuando te llega el reintegro del Departamento de Hacienda, gritas de la emoción, lo presumes entre tus amistades y hasta puede que lo publiques en redes sociales.

Pero, ¿qué es de la vida de quien a nunca le llega? 

Unas tres horas frente a la sede de la agencia en San Juan bastaron para corroborar las denuncias recibidas por Primera Hora sobre el calvario que muchos viven cuando Hacienda les debe dinero. 

En el entra y sale de personas se encontró con que muchos contribuyentes iban a buscar copias de las planillas, a desplegar sus críticas contra el nuevo Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI), a hacer “fila de tres horas para pagar” o a buscar a un empleado que ya no te contesta las llamadas y correos electrónico, ni te recibe cada vez que lo visitas. Un ejemplo de este último caso es el de Daisy Rodríguez, quien espera desde el 2008 que Hacienda le pague el reintegro que acumuló durante el año contributivo 2007. 

Antes de presentar la planilla, la mujer sabía que tenía ante sí un caso complicado. Su patrono para aquel entonces, un doctor que tenía una hospedería en el área oeste, no estaba remitiendo a Hacienda el dinero que le retenía por concepto de contribución sobre ingresos. Por ello, acudió a la agencia para orientarse de los pasos que debía tomar. 

“Todo el mundo me daba una instrucción distinta”, afirmó Daisy, al comentar que la mayoría de los empleados que la atendieron le indicaron que la agencia lo que hacía en esos casos era remitir el reintegro y cobrarle a su empleador el dinero que no había enviado. 

Así que, aconsejada por personal de la agencia, radicó su planilla y esperó por su reintegro de $1,531. 

“Se han muerto personas, se han retirado y todavía no me han pagado”, denunció Daisy, quien va todos los meses a Hacienda con la esperanza de que la atiendan y le den una buena noticia de su caso. 

“Yo tengo cinco niños y yo creo que $1,531 es mucho. Lo que me dicen es: ‘tranquila, señora, que eso le va a llegar con intereses’. Eso no vale. De qué me vale a mí los intereses con las necesidades que uno pasa. Ese dinero lo tengo ahí perdido”, manifestó. 

“Y pa’ cobrar son los primeros”, reprochó. 

A lo largo de los años, el caso de Daisy ha pasado de empleado a empleado. Contó que en el 2015 el empleado que tenía su caso se retiró y tuvo la amabilidad de llamarla. Desde entonces, el expediente está sobre el escritorio de Yasmín Seda Romero. 

“Cada vez que alguien coge el caso, baja el mundo. ‘Ah, yo te voy a resolver esto’ y luego no me contestan las llamadas. Los emails ya no me los responden tampoco”, denunció la mujer, quien reside en Levittown. 

Otro problema que tiene es que, supuestamente, le botan los documentos de su caso, que irónicamente fueron generados en la misma agencia. 

“Ahí me está pidiendo de nuevo toda la información”, afirmó, al mostrar un correo electrónico en la que le solicitan los documentos de su caso y la planilla del 2007. 

Pese a que no ha recibido su paga, Daisy dijo que ha acudido a todas las citaciones que le ha hecho Hacienda para que testifique en contra del médico moroso. 

Otro contribuyente entrevistado por Primera Hora, el cual pidió no ser identificado, relató que su penuria con Hacienda comenzó el 5 de junio cuando acudió a la agencia por primera vez a hacer un reclamo porque la dependencia alegó que ya le había enviado por correo el reintegro correspondiente al año fiscal 2017 cuando nunca lo recibió.

Explicó que, desde entonces, ha ido a la agencia en cinco ocasiones para corroborar cómo ha progresado su caso. Para su sorpresa, en octubre pasado le solicitaron todos los papeles que le entregó la misma agencia y que están ponchados con el logo de Hacienda.

Un caso similar era el que se disponía a radicar la directora de una escuela de Santa Isabel, Pribrighellere Cartagena, cuando Primera Hora le preguntó el motivo de su visita a Hacienda. 

“Ellos dicen que el reintegro (de $1,579) ya me había llegado”, comentó. “Me dijeron por teléfono que lo habían depositado el 7 de julio en mi cuenta de banco y no hay rastro de eso. Me dijeron que tenía que venir a reclamarlo”. 

La mujer también tiene otra solicitud en Hacienda, porque hace años llegó a un acuerdo de pago por una deuda en el que le retenían $60 de su cheque del Departamento de Educación. La suma la saldó en el 2016 y continuaron con los descuentos por dos años adicionales. Por este caso, la agencia le tiene que devolver unos $1,400. 

“Yo con tanto trabajo en la escuela y uno tener que venir para acá (San Juan). Yo no entiendo. Si eso son cosas que se hacen electrónicamente”, se quejó la mujer, quien no sabe lo que le depararía por los reclamos que tiene pendiente.

Hacienda también le debe dinero a Emanuel Alicea, cuyo reintegro de 2016 por $3,547 no le ha llegado todavía. 

El hombre alegó que nunca nadie le ha explicado la razón por la que su pago se ha demorado tanto. 

“Eso está muy mal, porque ese dinero se necesita para los pagos del colegio, todo eso. Uno pone el máximo (de retención en el trabajo) para no pagar y uno se dice: ‘es mejor bajarlo al mínimo’, porque esto no es costo-efectivo”, opinó mientras entraba al vestíbulo de la agencia. 

Según la página electrónica www.hacienda.gobierno.pr, al 10 de agosto pasado –último reporte que aparece disponible– se habían recibido unas 848,842 planillas electrónicas del año contributivo 2017 y los reintegros totalizaban $321,037,290.

Primera Hora lleva casi dos semanas solicitando entrevista e información sobre los reintegros adeudados a los contribuyentes, pero hasta el momento no se ha concedido.

Sin el bono senior

Además de varios casos adicionales de reintegro denunciados por contribuyentes, algunas personas mayores de 65 años acudieron a Hacienda, pues en las pasadas semanas comenzaron a recibir cartas en las que les explicaban por qué no recibieron el bono senior de $200. 

Olga Grau, de Bayamón, informó que ella acudió a una de las oficinas de servicio contributivo que Hacienda ubicó en los centros comerciales a llenar su planilla y ahora le envían un documento en el que se alega que no entregó todos los documentos. 

“Yo no entiendo eso, porque nosotros fuimos a la colecturía y no nos pidieron documentos ni nada”, señaló la mujer mientras hacía fila para ser atendida. 

“Lo que dan son como $200. ¡Imagínate si hacen falta! Yo vivo con $600 del seguro social para todos los gastos”, agregó. 

En noviembre pasado, Hacienda anunció que las personas de 65 años o más y los pensionados que radicaron sus Planillas de Crédito para Seniors y Crédito Compensatorio, correspondiente al ciclo contributivo 2017, comenzarían a recibir sus pagos “en las próximas semanas”.

“Ese primer envío, que asciende a $12.4 millones, corresponderá a 51,000 planillas procesadas que fueron radicadas en o antes del 15 de octubre. Para este próximo diciembre se espera que se hayan completado las planillas procesadas sin errores, las cuales son unas 130,000”, indicaba la comunicación enviada por La Fortaleza.

Regresa a la portada