Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Denuncian postura de funcionario de la EPA sobre incinerador de Arecibo

06/14/2012 |05:24 p.m.
Las declaraciones que objeta el grupo ocurrieron el 23 de mayo durante una reunión en Arecibo.

Varias organizaciones que se oponen al establecimiento de un incinerador en Arecibo han solicitado que se releve del proceso de permisos a un funcionario local de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) debido a unos comentarios suyos supuestamente parcializados hacia la empresa  Energy Answers.

Madres de Negro de Arecibo, el Comité de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados, el Capítulo de Puerto Rico del Sierra Club y el Comité de Salud Pública y Ambiental del Colegio de Médicos-Cirujanos de Puerto Rico le enviaron una carta a  la Administradora de la Región 2 de la EPA, Judith Enck, para denunciar las actuaciones de  Steven Riva. También solicitaron que se reinicie el proceso de permisos.

Las declaraciones de Riva que objeta el grupo ocurrieron el 23 de mayo durante una reunión en Arecibo.

“Nos quedamos boquiabiertos cuando escuchamos al Sr. Riva, que parecía un portavoz de la compañía Energy Answers, cuando se supone que nos hiciera un resumen del proceso de evaluación de la solicitud de permiso y una exposición objetiva de la tecnología de este proyecto, de lo que habló fue de 'la imposibilidad de que pudiera ocurrir una situación donde hubiera una violación de los estándares de calidad de aire' por el incinerador. O sea, que esta operación va a ser perfecta, no hay posibilidad de que cause ningún problema, según este funcionario. Esto no es creíble”, relató Teresa Sánchez, de las Madres de Negro de Arecibo.

Riva alegadamente minimizó los beneficios del reciclaje y dijo que “aunque reciclen un 50% de la basura, siempre necesitarán uno o dos incineradores”.

“Pero la expresión más sorprendente y ofensiva fue al final de la reunión, cuando afirmó que debido a que no habíamos logrado las metas de reciclaje que se habían establecido, ahora teníamos que aceptar el incinerador. Como si la ciudadanía fuera la responsable de la falta de acción del gobierno”, señaló el presidente del Comité de Salud Pública y Ambiental del Colegio de Médicos de Puerto Rico, Dr.  Ángel González.

Los opositores indican que los residentes de las comunidades circundantes al incinerador verán afectada su salud con la emisión de plomo, mercurio y dioxinas.