Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Atacante suicida de Estocolmo tenía tres juegos de bombas

12/13/2010 |11:09 a.m.
Partes de los explosivos probablemente se detonaron por error antes de que Abdulwahab llegara a su objetivo, dijo el fiscal.

Estocolmo. El suicida que se mató en Estocolmo el sábado cargaba tres juegos de bombas y envió correos electrónicos con referencias a la yihad poco antes de que estallaran explosivos atados a su cuerpo, dijo el lunes un fiscal.

Tomas Lindstrand identificó al responsable del atentado con bomba del sábado como Taimour Abdulwahab, de 28 años, un ciudadano sueco de origen árabe que vivió en Gran Bretaña en los últimos 10 años.

Partes de los explosivos probablemente se detonaron por error antes de que Abdulwahab llegara a su objetivo, dijo el fiscal.

"Tenía tres juegos de bombas y no pienso que su intención era volarse sólo a sí mismo", le dijo Lindstrand a The Associated Press. "Fue un fracaso, por suerte".

El fiscal informó que Abdulwahab tenía bombas amarradas al cuerpo, más en un bulto. También llevaba "algo que parecía como una olla de presión", agregó.

Abdulwahab era también el propietario registrado de un automóvil que estalló en Estocolmo poco antes de que se suicidara el sábado, que lesionó a dos personas. Además, se rastrearon hasta su celular amenazas por correos electrónicos enviados a la Policía y a la agencia de noticias sueca TT antes de los estallidos, dijo Lindstrand.

"Estaba bien equipado con materiales de bombas, por lo que no creo que es muy atrevido el decir que iba a un lugar donde hubiese la mayor cantidad de personas posible, quizá una estación de transporte, quizá Ahlens", dijo el fiscal al referirse a una estación de metro y tienda por departamentos cercana al lugar.

Abdulwahab, quien tenía raíces en el Medio Oriente, era ciudadano sueco desde 1992. Aunque aparentemente ya tenía ideas radicales desde hacía algún tiempo, Lindstrand dijo que era un total desconocido para las autoridades suecas antes de las explosiones.

El fiscal dijo que era difícil haberlo detectado porque vivía en Gran Bretaña y sólo iba a Suecia para el cumpleaños de su padre.

"Leer, analizar, entender, hacer una evaluación correcta usando Facebook, digo, no tenemos una organización tipo la Stasi (la agencia de espionaje de la desaparecida Alemana Oriental). Es un país libre", le dijo Lindstrand a The Associated Press.

Aparentemente Abdulwahab había desarrollado nexos con Luton, un pueblo de 200.000 habitantes a unos 50 kilómetros (unas 30 millas) al norte de Londres, que cuenta con una gran comunidad musulmana.

Farasat Latif, secretario del Centro Islámico Luton de Gran Bretaña dijo a The Associated Press que Abdulwahab acudió al lugar "por un par de meses" en 2006 o 2007, pero se fue tras ser reprendido por su radicalismo.

El domingo, la página electrónica afiliada a al-Qaida, Shumoj al-Islam, publicó un mensaje calificando a Abdulwahab de "hermano" y citando una plegaria que dice "Dios déjame morir al estar satisfecho conmigo".

Un archivo de audio que fue enviado a las autoridades y la agencia de noticias antes de las explosiones hacía referencia a la yihad, la presencia militar sueca de Afganistán y una imagen de un artista sueco que presenta al profeta Mahoma como un perro.

La voz de un hombre en la grabación agrega que debido al silencio de Suecia a todo esto, "sus niños, hijas, hermanos y hermanas morirán, como nuestros hermanos, hermana y niños mueren".