Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Estamos matando la naturaleza

Por El Tiempo / GDA 07/29/2019 |11:45 p.m.
Según Grethel Aguilar, directora general del UICN, “esta actualización muestra claramente hasta qué punto los humanos sobreexplotan la fauna y la flora salvaje en el mundo”. (AP)  
La actividad humana debilita el medio ambiente a tal punto que este año aumenta a 28 mil la cantidad de especies bajo amenaza de extinción

Actividades humanas como la caza, comercio y otros fenómenos como las epidemias y los conflictos son algunas de las razones por las que cada vez más especies están amenazadas, según el más reciente informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

En esta oportunidad fueron evaluadas 105,732 especies, de las cuales 28,338 se encuentran en peligro de extinción (7,000 más que el año anterior).

Según Grethel Aguilar, directora general del UICN, “esta actualización muestra claramente hasta qué punto los humanos sobreexplotan la fauna y la flora salvaje en el mundo”.

Mientras que varias especies de árboles, hongos y peces fueron incluidas, otras más cambiaron de categoría de amenaza. 

El informe incluye información de que siete especies de primates están a punto de desaparecer (seis de ellas en África occidental), víctimas de la deforestación, la caza y la destrucción de su hábitat natural a causa del desarrollo. De hecho, el 40% de estos animales están en peligro de extinción. 

Uno de ellos es el cercopiteco Roloway, un primate que vive en Costa de Marfil y en Ghana, y del que se cuentan solo 2,000 ejemplares actualmente. Después de la actualización, esta especie pasó de estar en peligro a estar en peligro crítico, la categoría justo antes de la extinción.

Fenómeno que llega al mar

Las especies marinas no se salvan. Por ejemplo, los peces de agua dulce viven, según el informe, un “declive silencioso”.

Esta situación se evidencia en países como Japón y México, donde el panorama es crítico, ya que más de la mitad y más de un tercio de ellos están amenazados, respectivamente.

Las principales razones de esta disminución son la pérdida de ríos y el aumento de la contaminación agrícola y urbana. Esta situación se está presentando a lo largo y ancho del planeta. En Francia, alrededor de 500 especies de peces abisales (que viven en lo más profundo de los mares y océanos) también están incluidas en la lista, como los linterna bioluminiscentes.

Otro de los símbolos es la raya rinoceronte. En este momento, 15 de sus 16 especies se encuentran en peligro crítico. Las razones: pesca excesiva por su carne y sus aletas, que se consideran manjares en muchos lugares. Según la IUCN, el Mediterráneo es la única zona del mundo que cuenta con una prohibición para capturarlas, aunque “todavía no se ejecuta lo suficientemente bien”.

Hongos y árboles 

Los animales no son los únicos afectados. Este año, más de 5,000 árboles de 180 países se agregaron a la lista, y el número de especies de hongos casi se ha duplicado este año, con 79. Según Aguilar, “debemos darnos cuenta de que es de nuestro interés conservar la diversidad de la naturaleza”.

Este registro de la UICN rompe la barrera de las 100,000 especies estudiadas por primera vez. Y, aunque no todas las que habitan en el mundo han sido evaluadas, la Lista Roja ofrece una visión útil de lo que está sucediendo con ellas, además de destacar la necesidad urgente de acciones de conservación. 

Regresa a la portada