Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Histórica visita de Trump a la reina Isabel II

Por El Comercio / Perú / GDA 07/13/2018 |09:31 p.m.
Donald Trump y Melania fueron recibidos por Isabel II a su llegada al castillo de Windsor para tomar el té. (GDA)  
Como no es una visita de Estado, por lo que no habrá una procesión de carrozas ni una cena oficial opulenta.

Londres. El presidente estadounidense Donald Trump y su esposa Melania fueron recibidos este viernes por la tarde por la reina Isabel II a su llegada al castillo de Windsor para tomar el té.

La reina, sonriente, estrechó las manos y charló brevemente con Trump y su esposa Melania a las puertas del castillo, antes de que se interpretaran los himnos nacionales y de que el presidente y la monarca pasaran revista a la Guardia Real.

Isabel II, de 92 años, se ha reunido con doce de los trece presidentes estadounidenses que han pasado por la Casa Blanca durante el tiempo en que ella ha ejercido como monarca británica.

La jefa de Estado británico, que ascendió al trono en 1953, tomará el té con Trump y su esposa, Melania, en el castillo de Windsor, a 40 kilómetros de Londres, en su primera visita oficial al Reino Unido.

Tras esta reunión, Isabel II habrá conocido a todos los mandatarios de Estados Unidos durante su reinado salvo a Lyndon B. Johnson, el demócrata que asumió el cargo tras el asesinato de John F. Kennedy en 1963 y que lo ocupó hasta 1969.

 

histórica visita de trump a la reina isabel ii
1/11
cor

El presidente estadounidense Donald Trump y su esposa Melania fueron recibidos este viernes por la tarde por Isabel II a su llegada al castillo de Windsor para tomar el té. (GDA)

Isabel II, de 92 años, se ha reunido con doce de los trece presidentes estadounidenses que han pasado por la Casa Blanca durante el tiempo en que ella ha ejercido como monarca británica. (GDA)

La reina, sonriente, estrechó las manos y charló brevemente con Trump y su mujer a las puertas del castillo, antes de que se interpretaran los himnos nacionales y de que el presidente y la monarca pasaran revista a la Guardia Real. (GDA)

Donald Trump tuvo que respetar las normas y apegarse a un estricto protocolo durante su inminente encuentro con la reina de Inglaterra, Isabel II. (GDA)

La jefa de Estado británico, que ascendió al trono en 1953, tomará el té con Trump y su esposa, Melania, en el castillo de Windsor, a 40 kilómetros de Londres, en su primera visita oficial al Reino Unido. (GDA)

El encuentro de esta tarde con los Trump no se desarrollará en el contexto de una visita de Estado, por lo que no habrá una procesión de carrozas ni una cena oficial opulenta. (GDA)

A la reina no le gusta la vestimenta reveladora, por lo que se espera que la señora Trump vestirá un atuendo más bien modesto. El presidente tendrá que estar de traje y corbata. (GDA)

La regla número uno: Nada de expresiones de afecto hacia la reina, como por ejemplo besos o abrazos. Trump deberá esperar a que la reina ofrezca su mano, y solo entonces podrá estrecharla delicadamente y continuar la conversación (GDA)

Hay ciertas tradiciones que sí son más obligatorias: No se le da la espalda a la reina ni se le toma fotos. Pero ya no existe la manera “apropiada” de sujetar la taza de té. (GDA)

Ni el presidente ni la primera dama tendrán que inclinarse en gesto de reverencia hacia la reina Isabel II. Trump, además, deberá respetar el protocolo sobre cómo dirigirse a la reina. Deberá llamarla “Su Majestad” la primera vez y “Señora” en adelante. (

El evento será un tanto más relajado que un banquete o un almuerzo oficial, advirtió Joe Little, editor de la revista Majesty. (GDA)

El encuentro de esta tarde con los Trump no se desarrollará en el contexto de una visita de Estado, por lo que no habrá una procesión de carrozas ni una cena oficial opulenta.

Donald Trump visitó a la soberana en un clima convulso y con numerosas protestas convocadas en su contra en diferentes puntos de la capital británica.

El mandatario debe volar a Escocia más tarde el viernes para un viaje privado, antes de dirigirse a Helsinki para asistir a un encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Regresa a la portada