Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Asalto de película a casino

08/25/2010 |
El gerente general del Gran Meliá, Hendrick Santos (en el círculo), indicó que es muy temprano para saber si hay empleados del hotel implicados en el robo.  (Primera Hora / Gerald López-Cepero)  
Cargaron con $253.447.00.

Entraron por la puerta principal como cualquier “hijo de vecino” con la diferencia de que andaban encapuchados y armados con pistolas y escopetas.

El saludo tampoco fue el esperado “buenas noches”. Uno de ellos gritó: “Al, al piso. Esto es un asalto. No le vamos a hacer daño, mi gente. No se preocupen, no estoy aquí para golpearlos a ustedes. Yo vine a buscar los chavos. Dios los cuide”.

Acto seguido, los cuatro asaltantes del casino del hotel Gran Meliá de Coco Beach, en Río Grande, se apostaron en sus posiciones y en dos minutos y medio cargaron con $253.447.00

Esto ocurrió a las 11:00 p.m. del pasado lunes, cuando en el casino había unos ocho clientes. Un quinto asaltante esperaba afuera en un auto compacto utilizado para abandonar la escena.

“Me recuerda la película Point Break donde ellos hacían los atracos por tiempo. El asalto duró dos minutos y pico”, relató el sargento del CIC de Fajardo, Wilfredo Santos.

El mismo lunes en la noche la Policía encontró el vehículo utilizado para escapar.

“El vehículo se consigue en los predios del mismo hotel por el área del campo de golf. Estaba vacío, con las puertas abiertas y las llaves pegadas. Lo abandonaron en un solar yermo”, agregó el agente de la Policía, quien comentó que como parte de la investigación indagan de qué forma los asaltantes salieron de la entrada del hotel que cuenta con un control de acceso que se abre con el boleto del estacionamiento pago.

Además del vehículo de escape, la Policía encontró dos máscaras y $10 mil en cinco pacas de $2 mil en billetes de $20.

La Policía presume que los pillos huyeron del área caminando.

“Huyeron a pie y se conocen el área. El camino dentro del monte es bien espeso. Es un llano pero bien espeso y da acceso a la urbanización Río Grande States”, agregó el sargento Santos.

Por su parte, el gerente general del Gran Meliá, Hendrick Santos, indicó que es muy temprano para llegar a conclusiones sobre si hay empleados del hotel implicados en el robo. No obstante, aseguró que no ha habido ninguna situación con empleados que pudiera haber detonado el atraco.

“En este momento, hay una investigación preliminar y no se puede descartar nada. Contestar en este momento a la pregunta de si hay empleados involucrados sería altamente especulativo”, dijo Santos mientras agradecía que los trabajadores y visitantes salieron sin daños del asalto, aunque con “un gran susto”.

El hotel puso a disposición de sus empleados ayuda psicológica.

El sargento Santos aseguró que “estamos bien encaminados en la investigación. Aunque siempre es bueno que la ciudadanía preste la mayor cooperación”.

Cualquier información sobre los asaltantes, la pueden dirigir al CIC de Fajardo a través del 863-3240, ext. 4402.

El casino abrió ayer a las 10:00 a.m., en su horario regular, y funcionaba con normalidad.