Cara a cara los padres y acusada de usar bebé para decir que era de él

Por Frances Rosario / [email protected] 09/27/2019 |11:39 a.m.
A la izquierda, los padres biológicos Nancy Martínez y Juan Carlos Cordero Falcón. A la derecha, la acusada Jillian Alexander Meléndez y al centro José Antonio Cruz Batista, a quien le llevaban al menor como si fuera su hijo. ([email protected])  
Ella presuntamente se lo llevaba y lo hacía pasar por su hijo biológico.

Mientras un niño inquieto de dos años y medio correteaba y lanzaba algunos gritos en el frío pasillo del piso 6 del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, las cuatro personas que considera como sus padres se presentaban ante la jueza Alexandra Rivera Sáez para resolver el entuerto que se formó luego de que una mujer presuntamente se hiciera pasar por trabajadora social federal y le presentara el infante a su expareja como si fuese su primogénito, en hechos ocurridos en Santurce.

La controversia legal se suspendió esta mañana en la sala 606 del tribunal, luego de que Richard García, el abogado de la acusada por este fraude, Jillian Alexander Meléndez, le planteó a la jueza que no estaba preparado para comenzar la vista preliminar. Por ello, el caso judicial fue repautado para el próximo jueves en la mañana.

En los pasillos del tribunal, las víctimas de esta presunta extorsión se saludaban y rememoraban la pesadilla que han vivido desde el pasado 3 de septiembre, cuando un encuentro casual frente a la estación del Tren Urbano de Sagrado Corazón en Santurce comenzó a destapar este fraude tipo película hollywoodense.

 

 
"Asqueada" la madre biológica del bebé usado por una supuesta trabajadora social

Nancy Martínez quiere que Jillian Alexander Meléndez vaya a la cárcel por este alegado fraude.

La madre biológica del niño, Nancy Martínez Marcano, llegó temprano al tribunal acompañada de su madre y del menor. Dijo que como todos los que cuidan al niño son testigos en el caso contra Alexander Meléndez, no encontró con quién dejarlo.

Eran alrededor de las 9:00 a.m., cuando llegó José Antonio Cruz Batista. El niño corrió y abrazó al hombre que desde bebé ha considerado como uno de sus padres. A lo lejos, el padre biológico del menor, Juan Carlos Cordero Falcón, miró la escena.

“No me preocupo con el señor, porque el señor no tuvo malas intenciones. Segundo, él fue una persona responsable como cualquier papá que hace su labor. Le cogió un cariño al niño pensando que era su hijo… Como ya le metieron tanto énfasis de que ese es su papá, es su papá, pues ya él le dice papá inconscientemente”, expuso tranquilo Cordero Falcón a Primera Hora, tras observar la escena.

El joven sí reconoció estar molesto con Alexander Meléndez, a quien señala como la persona responsable de hacerle creer al menor que también tiene otro padre y otra madre. 

“Ya el nene está sicológicamente afectado… El afectado aquí fue el niño y el extorsionado fue el caballero (Cruz Batista) y él nunca tuvo malas intenciones. Él habló con nosotros y nos explicó todo, se disculpó más de cinco veces”, manifestó.

El joven expuso que fue una amiga de su excompañera y madre biológica del menor, Nancy Martínez Marcano, quien le presentó a Alexander Martínez. Desde un inicio, alegó, ella “se presentó como una trabajadora social federal, que ella ayudaba a mujeres desamparadas, sin hogar”.

Comentó que la mujer le llevaba leche, pañales y toallas húmedas al menor. A cambio, pedía llevarse al niño.

El padre dijo que en una ocasión sospecharon de la mujer y se llamó a la Policía. Dijo que el caso quedó en nada cuando Alexander Meléndez les presentó unos papeles que supuestamente corroboraban que era trabajadora social federal.

Indicó que la mujer continuaba pidiendo al menor para llevárselo.

“Si no le daban al nene, ella amenazaba de desacato, que se va a llevar al nene. Y, prácticamente, lo que ella hacía era llevarle al infante al caballero y hacerlo pasar como su hijo”, explicó Cordero Falcón.

Cruz Batista, por su parte, señaló que Alexander Meléndez le hizo creer que estaba embarazada de gemelos, pero que no lo dejaba ir a las citas médicas porque alegaba que su mamá no lo quería ver. 

“Yo estaba loco con mi barriga”, expresó.

Luego, según relató, la mujer acusada por el fraude apareció a los dos meses del alegado parto y le presentó al menor, a quien le llegó a pasar $14,000 en pensión alimentaria.

“Ella me hizo creer a mí que ese nene era mío. Y eso es algo…”, expresó mientras se tocaba la frente.

Asimismo, relató que ese 3 de septiembre, cuando vio a su hijo con unas personas a las que no conocía, los enfrentó y les cuestionó por qué andaban con su hijo. La situación desembocó en una querella policiaca contra Alexander Meléndez.

“Me siento mal, en verdad. Estoy devastado. Estoy que ni me concentro ni en mi trabajo. No puedo comer bien, no estoy durmiendo bien. Estoy devastado. Es algo que todavía no puedo asimilar”, señaló el mecánico.

Tras su asistencia al tribunal, la mujer evadió contestar preguntas de la prensa. Solo dijo que era falso que ella hubiese estado embarazada de gemelos.

 
Llega al tribunal la mujer acusada de fraude con un bebé

Jillian Alexander Meléndez enfrenta cargos por violaciones a la Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores.

“Nunca, para nada”, señaló Alexander Meléndez. 

Su abogado, entretanto, se limitó a indicar que “todo esto se va a aclarar”.

Mientas, la madre biológica del infante exigió justicia y que Alexander Meléndez cumpla cárcel por haber usado a su hijo para este alegado fraude.

“Esto es algo como bien destorcido, porque para completar (mi hijo) tiene dos madres y dos padres. Para mí eso me tiene como que nerviosa en el mismo tiempo. Eso uno no se lo puede explicar, porque es una persona que tiene un engaño por dos años y se estaba haciendo pasar como la madre de mi bebé. Mi hijo se parece muchísimo a mí, que yo digo que es imposible. Yo lo tuve por nueve meses, más yo lo tenía en mis brazos en el primer momento en que él nació. A mí me tiene indignada”, expresó a Primera Hora. 

Las víctimas de este supuesto fraude, que son los dos hombres y la madre biológica, se quejaron por los pocos cargos impuesto contra Alexander Meléndez y la fianza de $20,000 que le fijaron.

El fiscal Orlando Velázquez explicó que contra la mujer pesa un cargo de impostura por haberse hecho pasar por trabajadora social, uno de fraude por cobrar una pensión de $14,000 como parte de este supuesto engaño y otro de maltrato de menores por el daño sicológico que enfrenta el menor. De salir culpable, cumpliría una pena de tres años en prisión.

Comentó que evalúo radicar cargos de trata humana, pero no se configuró el delito porque no se registró ningún tipo de explotación sexual o física.

“En realidad esta señora tiene una capacidad de engañar que yo nunca había visto y se valió de sus engaños para precisamente lucrarse. Ciertamente, es algo que no tiene precedente, pero por eso estamos aquí”, sostuvo el fiscal.

Regresa a la portada

Tags

Santurcefraude