"Como diez" personas testificarán contra Héctor O'Neill

Por Manuel Guillama Capella / Para Primera Hora 06/12/2019 |11:26 a.m.
Además de las imputaciones por acoso sexual y violencia doméstica, Héctor O'Neill enfrenta cargos por violación a la Ley de Ética Gubernamental. ([email protected])  
El primero de los dos juicios contra el exalcalde, acusado de acoso sexual, comenzará el 16 de septiembre.

Los fiscales especiales independientes que llevan el caso contra el exalcalde de Guaynabo Héctor O’Neill, anticiparon que sentarán a declarar a alrededor de una decena de testigos en el juicio que comenzará en septiembre, en el que se ventilarán las acusaciones de acoso sexual que realizara la exagente de la policía municipal Yenetamine Díaz.

“Tenemos veintipico testigos. En este caso en particular los (testigos) esenciales son como diez”, señaló el fiscal especial Guillermo Garau a su salida de la vista de estatus de los procedimientos que se celebró en la sala de la jueza María Trigo Ferraiuoli, del Tribunal de Bayamón.

O’Neill además enfrentará un juicio por separado para dilucidar las denuncias, también por hostigamiento sexual, de la exabogada del municipio de Guaynabo Mayra Vázquez Santiago.

Durante la vista esta mañana, las partes informaron que aún no han concluido con el proceso de autenticar la evidencia documental, por lo que la jueza Trigo Ferraiuoli concedió hasta diez días antes del comienzo de la selección de jurado para completar esa etapa. Para la selección del jurado, que arrancará el 16 de septiembre, se conformarán seis paneles de 14 personas cada uno, de los cuales se escogerán los 12 miembros del jurado.

Asimismo, la defensa, que encabeza el licenciado Harry Padilla, objetó partes del pliego acusatorio por considerar que contiene lenguaje redundante.

“Yo entiendo que para evitar confusión al jurado eso (la duplicidad) se debe sacar del panorama”, explicó Padilla a preguntas de la prensa.

La jueza indicó en sala que no cree necesario programar vistas de estado de los procedimientos adicionales, por lo que las partes no se volverán a encontrar en el tribunal hasta que comience el juicio con la selección del jurado.

Además de las imputaciones por acoso sexual y violencia doméstica, el otrora jefe municipal enfrenta cargos por violación a la Ley de Ética Gubernamental.

Regresa a la portada