Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Denuncia que muerte de Ramón “Moncho” Salgado pudo haber sido por crimen de odio

06/07/2011 |09:45 p.m.
Ramón “Moncho” Salgado fue encontrado muerto en un sector baldío a la orilla de la carretera PR-3 en Humacao. (Suministrada)  
fue encontrado muerto en un sector baldío a la orilla de la carretera PR-3 en Humacao.

Las organizaciones de base comunitaria Transexuales y Transgéneros en Marcha Inc. (TTM), y  Fundación Gaviota Inc., con el apoyo de la Coalicion Orgullo Arcoíris (COA) denunciaron que la muerte de Ramón “Moncho” Salgado pudo haber sido “un crimen de odio”.

Salgado fue encontrado muerto en un sector baldío a la orilla de la carretera PR-3 jurisdicción de las Pailas en Humacao.

Thomas J. Bryan Picó, director ejecutivo de la Fundación Gaviota, dijo que Salgado era un hombre homosexual de 46 años, quien se hospedaba en Palmas del Mar, Humacao.

La víctima presentaba traumas causados por batazos. En la escena se encontraron pertenencias de la víctima por lo que se entiende la motivación no fue robo, dijo Bryan Picó, abogado de profesión.

“Esta viene siendo la tercera víctima de crimen perteneciente a nuestra comunidad reportada en el transcurso de las últimas 72 horas. Nuestro más sentido pésame a sus familias y amistades”, indicó el director de Fundación Gaviota.

Bryan Picó trajo a colación que, además de Salgado, en las pasadas horas han ocurrido muertes violentas contra otros transexuales, como fue el caso de Karlota Gómez Peña, de 19 años, en la calle Condado en Santurce.

También se reportó el cadáver el sábado de otro hombre, a quien identifica otra organización como el homosexual Alejandro Torres Torres, de 30 años, en el sector Clausell en Ponce, quien fue crucificado a puñaladas por la espalda, comentó Bryan Picó.

Todos estos casos están bajo investigación al momento.

“Exhortamos a todo el que tenga información sobre estos hechos a comunicarse con la Policía de Puerto Rico al (787) 343-2020 o con TTM o Fundación Gaviota, a sus páginas en Facebook o al correo electrónico fundació[email protected]  Las confidencias serán protegidas y tratadas en entera confidencialidad”, planteó Bryan Picó.