Desconcierto entre familia y amigos de mujer tirada por barranco

Por Lester Jiménez / Para Primera Hora 12/06/2018 |04:16 p.m.
“Cuando me enteré, se me fue el mundo porque son pocas las personas como ella”.
En la foto, Benedicta Arroyo, madre de la víctima ([email protected])  

SAN GERMÁN. Un auto volcado y quemado frente a una quebrada en el barrio Caín Alto fue el único testigo del momento en que Francisco Rodríguez Ojeda golpeó y lanzó a su pareja consensual, Yaritza Vélez Arroyo, por un barranco en el más reciente incidente de violencia de género registrado el miércoles, y que ha consternado a toda la Ciudad de Las Lomas.

En el remoto lugar, que ubica en kilómetro 1.5 de la PR-396, todavía quedan los guantes de los agentes que investigaron la escena y la pendiente de sobre 15 pies llena de basura por donde cayó la víctima, luego de ser golpeada en la cabeza con una piedra y en distintas partes del cuerpo, según informó la Policía. La mujer sobrevivió.

A unos minutos del lugar, en el barrio Guamá, la familia de Vélez Arroyo se mantiene optimista de que podrá salir de esta delicada situación. 

“Ella está estable. La vi y pude hablar con ella, porque todo el tiempo estuvo consciente. Sí, tiene ciertas laceraciones en la cabeza y en el cuerpo, pero está bien”, manifestó Benedicta Arroyo, madre de la víctima, a quien describió como una mujer que le gusta tender la mano al prójimo.

“Es buena hija, muy amable y servicial. A todo el que podía, lo ayudaba”, agregó.

La señora indicó que no conocía al agresor, aunque sí le advirtió a su hija que se cuidara. La pareja no vivía junta, trascendió.

“Lo que pasa es que las madres tenemos un instinto… sobre las personas y yo le decía a ella que no le convenía”, manifestó reflexiva.


Yaritza Vélez Arroyo (Suministrada)

Vélez Arroyo, de 38 años y asistente de maestra de educación especial, está recluida en el Centro Médico de Río Piedras, donde fue transportada desde el Hospital Metropolitano de San Germán. La condición es estable, dentro de su gravedad.

En su residencia, que ubica justo al lado de la de su mamá, se observaban a sus dos perros que esperan la llegada de su dueña. También tenía bajo su custodia a dos sobrinos menores de edad, según conoció este medio. 

Según el informe policiaco, Rodríguez Ojeda se comunicó con la víctima para pedirle transportación y camino a la casa hubo una discusión. La pareja bajó del carro y él, presuntamente, la agrede con una piedra en la cabeza. Luego, la lanzó por un barranco. La mujer pasó cinco horas tirada hasta que una hermana la encuentra herida.

La noticia de la agresión tomó por sorpresa a vecinos y amigos.

“Yari es una persona excepcional. Cuando me enteré, se me fue el mundo porque son pocas las personas como ella”, manifestó Linnette, Albino, una de las mejores amigas de la víctima. 

“Ella nunca está enojada. Del grupo, es la que siempre tiene la sazón. Estoy agarrada de Dios para que salga de esto pronto. Porque estamos seguros que va a salir”, apuntó.

Mientras, vecinos del barrio Guamá también manifestaron sorpresa ante la situación. 

“Esta muchacha era trabajadora, de familia, y mira lo que le pasa”, dijo una vecina que prefirió no identificarse. 

“¡Yo estoy aterrada! Ya no se puede estar tranquila y ahora con la falta de policías, es peor. La cosa está bien mala”, se lamentó.

Rodríguez Ojeda se entregó a la Policía la noche del miércoles en el cuartel de San Germán, siendo llevado a la Comandancia de la Policía de Mayagüez, donde se le radicarían cargos. 

El individuo, de 27 años, tenía antecedentes penales por violencia de género en el 2013.

“Ese era un malandrín que se pasaba robando por esta área”, dijo otro vecino desde el anonimato. “Hace par de días asaltó un colmado y ahora (hace) esta barbaridad. Que lo metan pa’ dentro y boten la llave”, sentenció.

Regresa a la portada

Tags

San Germán