Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Entierran a niño boricua que se suicidó en Nueva York

06/08/2012 |
Lizbeth Babilonia, madre del menor, fue quien lo encontró en el baño de su casa. ( Archivo)  
Lizbeth Babilonia, madre de Joel, y demás familiares cercanos velaron al niño en una ceremonia privada.

Los restos de Joel Morales, el niño boricua que se suicidó la semana pasada, serán sepultados hoy en un cementerio de Nueva Jersey.

Lizbeth Babilonia, madre de Joel, y demás familiares cercanos velaron al niño en una ceremonia privada el pasado miércoles, mientras que ayer, jueves, abrieron el velorio al público en general.

Los restos de Joel fueron expuestos en una iglesia bautista de la calle 116 de Manhattan, donde de 3:00 de la tarde a 11:00 de la noche amigos, compañeros de estudios, vecinos y personas solidarias con la familia tuvieron la oportunidad de decirle adiós al niño de 12 años.

El miércoles, durante el velorio, el abuelo del niño, Charlie Rodríguez se lamentó de no haber visto señales en Joel que les alertaran sobre su condición emocional, lo que le hubiera dado la oportunidad de evitar la tragedia.

“Lo malo es que no se le vio señal de eso. Él siempre estaba contento. Eso me tiene a mí... ¡El no haber visto la señal!”, se lamentó el hombre, según reportó el periódico hispano El Diario de Nueva York.

La comitiva fúnebre, que llevará los restos de Joel a su última morada, saldrá desde la funeraria First Avenue Federal Services, ubicada en la Primera Avenida, en Manhattan, hasta el cementerio en Nueva Jersey.

El adolescente tomó la fatal decisión el pasado martes, 29 de mayo, cuando agobiado por las presiones a las que supuestamente era sometido por compañeros de escuela, se ahorcó del tubo de la bañera de su apartamento. Fue su madre quien lo encontró.

Presa de la desesperación y el dolor, la mujer intentó suicidarse con el mismo cuchillo que usó para cortar el cordón que estaba alrededor del cuello del menor.

Tras la muerte de Joel, la familia denunció que por meses intentó parar el acoso al que era sometido el menor. Por ello intentaron cambiarlo de escuela.

Compañeros del niño se burlaban de él ser bajo de estatura e inteligente. En su cruel repertorio incluyeron que Joel era huérfano de padre.

El padre del jovencito, José Morales, también se suicidó. Joel sólo tenía cuatro meses cuando éste terminó con su vida.

En términos legales, la consejal Melissa Mark-Viverito le comentó al periódico neoyorquino que no cree que se pueda hacer mucho contra los acosadores, ya que son menores de edad, de 11 y 12 años.

“No soy abogado, pero un sistema penal no va a tratar a un niño como un adulto”, reaccionó Mark-Viverito.