Estremecida con brutal agresión a su madre en Santurce

Por Femmy Irizarry Álvarez 05/11/2019 |03:01 p.m.
La Policía reveló las imágenes de la golpiza para recabar el apoyo de la ciudadanía y dar con el paradero del abusador. (Suministradas)  
El poder disfrutar el Día de las Madres con su progenitora es un regalo que le agradece a Dios y a la persona que la socorrió luego del increíble suceso.

Para Doris Ortiz Ojeda ver a su madre “tirada en el suelo, tratándose de levantarse fue bien, bien impactante y doloroso”.

Doris es hija de doña Raquel Ojeda Agosto, de 81 años, quien el pasado domingo fue víctima de una brutal golpiza a manos de lo que se cree es un deambulante que se pasa entre Barrio Obrero y otras áreas en Santurce.

Sin embargo, el poder disfrutar mañana el Día de las Madres con su progenitora es un regalo que le agradece a Dios y a la persona que la socorrió luego del increíble suceso.

Fue el domingo a las 4:40 de la tarde en la avenida Ponce de León, en Santurce, cuando ocurrió la agresión contra la octogenaria, que apenas mide poco más de cuatro pies y medio, y pesa unas 90 libras.

La cadena de golpes con lo que se cree fue una piedra se perpetuó en un vídeo de un negocio cercano, y que la Policía reveló para recabar el apoyo de la ciudadanía y dar con el paradero del abusador.

 
Hombre agrede a una anciana con una piedra en Santurce

Le pegó en cuatro ocasiones y luego se fue corriendo.

Este filme ya fue visto por la familia, incluso por doña Raquel.

“Sabíamos que ella había recibido golpes, pero ver la manera en que sin piedad, sin remordimiento él ataca por primera vez a mi mamá, la tira, que pudo haber venido un vehículo y atropellarla; al ver que ella se levanta y esa persona virar y darle, que si no es por un caballero que se paró ahí es que entonces él deja de golpearla”, narra sobre lo que observó en el vídeo que ha levantado indignación en toda la ciudadanía.

Doris fue la primera que lo vio y dijo que fue “bien impactante ver lo frágil que mi mamá es ante esa situación, por más fuerte que se haga”,

Doña Raquel, “dentro de las circunstancias, gracias a Dios está recuperándose favorablemente” de los tres golpes en la cabeza que requirieron 23 puntos de sutura, así como de un golpe y cortadura en la mano derecho.

Cuando esta observó el vídeo, y como no conoce mucho del impacto de las redes sociales, creyó que eran sus cuatro hijas que lo habían hecho público y les recriminó que ese asunto era algo privado.

Pero ante esa pesadilla, la familia sigue unida. Y es que la fuerza se la da su matriarca.

“Yo creo que básicamente la fuerza no las da ella misma; el verla cómo está de pie, cómo sigue barriendo sus hojas frente a un solar vacío que hay frente a su casa, cómo sigue caminando”, sostuvo la mujer.

Dice con firmeza que “es asombrosa. Yo creo que nosotras heredamos ese ímpetu guerrero y de lucha de ella”.

De hecho, su madre hace yoga y la ruta que tomó el domingo “es el caminar día a día de ella. Esa es su terapia después de la muerte de mi papá, hace como ocho años. Ella todavía está en duelo. Él fue su compañero de 50 años”, comentó.

Mientras, indicó que lo que urge ahora es que la Policía detenga al sujeto y que la “ciudadanía, dentro de la indignación -que nos hacemos eco- no tome la justicia en sus manos, porque él nunca hizo gesto de robar. Queremos saber por qué, porqué es lo que no entendemos”, indicó la menor de las hijas de doña Raquel, que con grandes sacrificios se hicieron profesionales.

 
Buscan a hombre que le dio a mujer con una piedra

Le pegó en cuatro ocasiones y luego se fue corriendo. Los hechos ocurrieron en Santurce.

Agradeció en repetidas ocasiones al hombre que socorrió a su madre, porque gracias a él, mañana disfrutarán ese día junto a su progenitora.

“Creo que si no hubiese sido por ese ángel que Dios mandó mi mamá no estuviera viva. Le estaremos eternamente agradecidas… Yo creo que este año es una celebración más especial que otros años, porque pudimos haberla no tenido y yo creo que eso se valoriza más”, aseguró.

Doris hizo dos llamados. El primero fue para que los dueños del edificio que albergaba las tiendas Capri cierren los espacios expuestos donde hay piedras y bloques. Incluso pensó que de allí mismo el individuo pudo coger “la piedra” con la que agredió a su madre.

El otro llamado es a la ciudadanía para que los que fueron testigos hablen, “porque hoy fue mi mamá -yo había visto situaciones parecidas en diferentes formas, pero jamás uno piensa que le va a tocar a uno- hoy fuimos nosotras pero mañana puede ser cualquier otra persona. Y yo creo que es bien necesario que esta persona sea encontrada y poder saber qué hay en esa mente, el por qué, qué fue lo que pasó”, insistió la mujer que durante nuestra entrevista habló con una serenida y fortaleza increíble. 

Por su parte, el director de Homicidios de San Juan, teniente José Cruz Marrero, insistió en que “necesitamos la cooperación de la ciudadanía, que nos ayude a la identificación de esta persona. Pueden llamar confidencial al 787-343-2020”.

Regresa a la portada

Tags

Santurceagresiónanciana