Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Fiscalía dice que quedó demostrado que Jensen miente

Por Bárbara J. Figueroa Rosa / [email protected] 09/10/2019 |11:45 p.m.
Mildred Cardona, atrás con blusa gris y madre de Jensen Medina, sale de la sala judicial. En su testimonio en sala declaró ayer sobre las propiedades y el capital que tiene su hijo. ([email protected])  
Juez rechaza reducir fianza contra el imputado de asesinato, luego de una vista plagada de contradicciones.

FAJARDO. “Deja que la mentira vaya a galope hasta que la verdad la alcance”.

Esta frase vino una y otra vez a la mente de la prima hermana de Arellys Mercado Ríos, la mujer que fue asesinada en una marina en Fajardo, mientras escuchaba las contradicciones que rodean la vida del imputado del crimen, Jensen Medina Cardona, según la información que trascendió en una vista de modificación de fianza que le fue negada al sospechoso al que anteriormente se le había impuesto un monto total de $1.2 millones.

Fue en la sala 307 del juez Glenn Velázquez del Tribunal de Fajardo que se llevó a cabo la vista de evaluación de fianza donde la testigo principal del proceso fue la progenitora del imputado, doña Mildred Cardona Remmuele quien con su testimonio puso en entredicho información que su hijo había declarado sobre sus bienes y salario.

A Jensen le aumentaron la fianza de $300,000 a $1,150,000 el pasado 23 de agosto. Tras no poder prestarla, fue ingresado a prisión.

A preguntas del abogado de defensa, Jorge Gordon, la madre del imputado indicó que su hijo es dueño de un negocio de cerrajería llamado “Mundo Llaves”, ubicado en Caguas, y que su salario mensual es de no más de $3,400 al mes. Agregó que parte de lo que devenga lo utiliza para pagar una pensión de $800 para dos de tres hijos que tiene Jensen, de 12 y nueve años de edad. 

El imputado tiene otro menor de seis años de una relación con una fémina llamada “Laura” de quien se había separado “hace poco”. En cambio, esta es la mujer que se presume lo acompañaba el día del asesinato de Arellys. Es la primera vez que oficialmente se menciona el nombre de esta persona, quien el lunes fue entrevistada por las autoridades en el Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Carolina.

 
Lloran y exigen justicia: "Vamos a ser la voz, los ojos y las manos de Arellys Mercado"

La prima y la madre de la mujer asesinada reaccionan luego de que un juez denegó rebajarle la fianza al acusado Jensen Medina Cardona.

Los ingresos revelados por doña Mildred contrastan con información que el menor de sus hijos le proveyó al evaluador de la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio (OSAJ), Wilfredo García, cuando se discutió su caso tras encontrarse causa para arresto en su contra y haberle fijado una fianza de $300 mil. En ese entonces, Jensen aseguró al oficial que ganaba entre $6,000 y $7,000 mensual. 

Pero, el enjambre de contradicciones aumentó cuando el Ministerio Público -en voz de Eduardo Beale- hizo revelaciones que indican que el imputado indicó en algún informe financiero que ganaba $317,458 anuales. No trascendió información adicional.

Otra discrepancia surgió cuando el fiscal Beale le preguntó a la mamá de Jensen si sabía que su hijo tenía una guagua “Dodge Ram, color negra”. La mujer dijo que no conocía el dato. 

Según la progenitora su hijo tiene tres vehículos: dos guaguas blancas y una negra. No especificó marca. Sin embargo, Jensen le dijo al oficial de OSAJ que tenía dos autos: una Ford Transit color blanca y un Porsche Cayenne.

A preguntas del Ministerio Público doña Mildred dijo nunca ha visto a su hijo con algún arma de fuego. Expresó, además, que no sabía que este poseía licencia de tiro al blanco.

De otra parte, la señora -quien era mirada fijamente por Jensen- confesó, además, estar recaudando dinero para intentar pagar la fianza de su hijo. Reveló que ha recolectado $8,000 mediante donaciones de vecinos y familiares.

Tratando de demostrar que la familia del imputado es de recursos económicos limitados, Gordon llevó a doña Mildred a decir que  actualmente ella solo tiene en su cuenta de una cooperativa $100 y su esposo $3,000. Tanto la madre como el padre (Julio Medina) reciben el seguro social. Mientras, el progenitor también devenga un cheque de pensión de veterano.

La progenitora rechazó, además, que Jensen padeciera de algún tipo de facultad mental y que haya sido intervenido por la Policía anterior a este suceso. Dijo que su hijo no ha usado sustancias controladas y que nunca lo vio con un arma de fuego.

Los otros dos testigos de la defensa fueron Norberto Polo, un amigo de la familia de Jensen; y Gloribel Cruz, tía de un sobrino del imputado. Ambos se refirieron al sospechoso como una persona que nunca ha tenido problemas con la justicia, buen padre y buen ciudadano.

Tras concluida la vista el fiscal Yamil Juarbe dijo que quedó demostrado que el imputado “miente consecuentemente”.

“Don Jensen no es una persona veraz, sino es una persona mendaz para salirse con las suya”, expresó.

“A su señora madre le da una información, pero al evaluador de OSAJ le da otra información y vieron por otras preguntas como malean la verdad”, agregó al decir que el dato del salario anual de más de $300 mil que se mencionó en sala es parte del sumario fiscal y “en su momento lo sabrán”.

Regresa a la portada