Gasolineros se las ingenian contra los pillos

Por Frances Rosario / [email protected] 11/07/2018 |11:45 p.m.
En la gasolinera Total de la Parada 18 en Santurce, se destacan unas puertas en aluminio que se utilizan para cubrir todos los cristales a aprueba de bala que tienen instalados. ([email protected])  
Han tenido que invertir dinero para evitar ser víctimas de la criminalidad.

La escasez de policías y la falta de iluminación en las calles del país han redundado en el aumento de asaltos a mano armada o robos de “chucherías” en las gasolineras, opinaron varios comerciantes entrevistados.

La situación ha provocado que en el pasado año los gasolineros hayan tenido que invertir en nuevos sistemas de cámaras, cristales a prueba de balas, mayor iluminación y, en algunos casos, la contratación de guardias armados. 

 Por ejemplo, cuando uno entra a la gasolinera Total de San Patricio a pagarle al cajero, lo que se destaca es un televisor que muestra tomas de la cámara de seguridad. Todo se ve de allí, desde el que está despachándose la gasolina en las bombas hasta el que busca en la tienda el café o donas para aliviar el hambre. 

El propietario, Oliver Makari, reveló que en la estación han tenido tres asaltos en los últimos 10 años. 

Dijo que, para prevenir ser impactados con esta ola criminal, han instalado más iluminación, contratado más empleados y establecidos horarios en que los clientes son atendidos por una ventanilla. 

“Yo no puedo pagar un guardia armado, porque salimos even y no puedo pagar $13, $14 la hora. Lo que se hace es que se pone a otro empleado, que cobra $7.25, en la puerta para que vigile y controle la puerta”, explicó. 

También le ha ayudado un chat que han establecido los gasolineros en WhatsApp para compartir las imágenes de los pillos y de los carros sospechosos.

En la gasolinera Total de la Parada 18 en Santurce, entretanto, se destacan unas puertas en aluminio que se utilizan para cubrir todos los cristales a aprueba de bala que tienen instalados. Es que allí ya han ocurrido saqueos luego de que cierran a las 10:00 p.m., reveló el encargado de la estación, Alejandro Díaz. 

“Por la noche, esto aquí hay que ponerlo como si fuera de día”, expuso el empleado, al comentar que en las noches se registran en esa zona “tiroteos”. 

Por su parte, el expresidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina, Juan Gerardo Colón del Valle, también ha hecho “cambios estructurales” en sus establecimientos de Barranquitas, Comerío y Naranjito para alejar a los pillos. 

“Nosotros los comerciantes nos hemos tenido que preparar, hemos tenido que defendernos nosotros mismos, porque ahora mismo tú llamas a la Policía y tardan en llegar y a veces no llegan”, reveló.

De hecho, los entrevistados coincidieron que aun cuando les regalan comestibles o café a los agentes, ya no se ven en las estaciones. 

“No hay suficientes policías en las calles... Sobre todo los miércoles y jueves, cuando llegan muchas personas con la fiebre (de motoras y vehículos todo terreno)”, afirmó Jorge Sánchez, quien tiene una gasolinera Gulf, en el área de Los Colobos de Carolina. 

Según el expresidente de los gasolineros, hace 10 años hubo otro aumento de incidencia criminal en estos negocios, el que se detuvo cuando la Policía comenzó a hacer rondas en cada turnos y firmaban una bitácora. Dijo que una acción similar ayudaría a atajar los crímenes actuales.

Regresa a la portada